El diseño en la sociedad del espectáculo

El diseño debe modificar su imagen frívola y lúdica, por la de una disciplina útil al desarrollo y al progreso.

Retrato de André Ricard André Ricard Barcelona

Seguidores:
443
Opiniones:
2
Votos:
16
Compartir:

El mundo occidental es una sociedad que reclama emociones fuertes, en la que los pequeños placeres ya resultan demasiado pequeños. Una sociedad de gente sin grandes problemas, que se aburre. Gente a la que hay que estar sorprendiendo para distraerla. Mirones pasivos que piden que se les ofrezca cada día algo nuevo, distinto, insólito: auténticos consumidores de noticias impactantes, de escándalos y desastres.

Gracias a la inmediata interrelación informativa entre pueblos y culturas, por muy distantes que estos sean, hoy es el mundo el territorio en que hallar temas. Ya nada nos es ajeno, en cualquier momento sabemos lo que pasa en cualquier otro lugar. Esta información globalizada facilita tal aluvión de noticias, que siempre habrá algo sensacional a mano que reclame nuestra atención. De tal suerte que lo sensacional se ha vuelto la norma y lo normal ya no interesa. En cada momento habrá un scoop que los medios de comunicación, interesados en retener audiencia, se ocuparan en difundir.

Creemos saber más sobre más cosas. Sin embargo, ese saber es tan superficial y efímero —tal es la inflación de noticias— que es imposible interesarse por algo en particular. A menudo, un acontecimiento importante es percibido como un simple titular, sin adentrarnos en detalles. Siempre hay algo que está a punto de suceder que sustituirá a lo que acaba de ocurrir. Este modo de atender livianamente cualquier tema —a veces muy serios y graves— nos ha llevado a mirar la vida, los acontecimientos, como parte de un espectáculo del que somos meros espectadores. Ya no nos sentimos implicados en lo que está ocurriendo. Hubo un tiempo en que podíamos sentirnos partícipes de lo que acontecía en nuestra propia «aldea». Las noticias eran menores en número y el área informativa que cubrían no daba para más. Entonces no era posible la indiferencia. Eran noticias próximas, en todo su significado. Había tiempo para atenderlas y para reaccionar ante pequeños acontecimientos, entraba entonces en juego el lado afectivo de nuestra naturaleza. Esto ha cambiado. En la misma medida en que se ha ido agrandando el horizonte de nuestro mundo, también nos hemos ido distanciando emocionalmente de lo que en él ocurre. Se han ido estructurando comportamientos individuales o colectivos adaptados a este estado de cosas.

En esta sociedad que prima los impactos fuertes, quienes quieren ser invitados al banquete informativo han de asumir las reglas del sistema llamando la atención a toda costa para así llegar a ser noticia. Hoy todo es noticiable, no solo las personas, sino también las cosas, los objetos. Hoy lo nuevo no es que una obra sea noticia. Lo que sí lo es, es que lo sea por su descaro y no por su calidad. Vemos como lo que se expone en primera línea de exposiciones y publicaciones son obras que destacan por ser aun más bizarras que las que hasta entonces nos habían mostrado. Es como si lo que buscaran sus autores fuera superar en desvarío a todo lo precedente.

Es cierto que siempre han habido creativos que se desmadran por su cuenta y riesgo. Lo nuevo es que son los propios medios de comunicación los que los estimulan y nodrizan. Y es que en una sociedad tan ávida de espectáculo sólo es mostrando lo más sorprendente que se logra captar audiencia. Así se ensalzan obras estrafalarias al límite de la sensatez. Y es que existe un perfecta simbiosis entre aquellos que apuestan por la osadía y los medios en busca de lo más osado. Un sistema que se auto-alimenta con unos diseños que el propio sistema ha engendrado.

Estando así las cosas no es de extrañar que el público (y también las empresas) vean el diseño como algo frívolo, lúdico. No es pues este el camino para que el diseño ocupe el papel creativo ponderado que le corresponde. Creo que se ha cumplido una etapa, necesaria quizás, pues ese tirón mediático ha permitido que se sepa que el diseño existe. Pero es hora de cambiar de rumbo. Hemos de lograr ahora que el diseño sea visto como una disciplina mas entre las que la sociedad dispone para desarrollarse y progresar. Para ello el diseño ha de interesarse por algo mas que por sillas y lámparas de las que ya existe un repertorio harto suficiente. Debiera ahora centrarse en atender a esos otros productos menos vistosos pero básicos que una mayoría utiliza a diario. Las instituciones han de fomentar para que el buen diseño llegue a estos otros productos populares que no sólo mejoran la calidad de vida colectiva, sino que son, finalmente, los que impulsan la economía de un país. Una economía que no vive del espectáculo mediático de unos cuantos diseños bandera sino de la excelente calidad de su producción industrial de base.

Seguidores:
443
Opiniones:
2
Votos:
16
Compartir:
Código QR de acceso al artículo El diseño en la sociedad del espectáculo

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

André Ricard

Más artículos de André Ricard

Título:
Artesanía y diseño
Sinopsis:
La artesanía no puede limitarse a la reproducción de utensilios y enseres del pasado. Existe un mercado marginal de productos artesanales que precisa ser atendido por el diseño.
Compartir:
Título:
El plagio en el diseño y sus matices
Sinopsis:
Todo diseño reconoce antecedentes, todo lo nuevo se basa en experiencias anteriores, y en ese proceso, inevitable y legítimo, también hay lugar para la mala fe.
Compartir:
Título:
Menos productos vs. más servicios
Sinopsis:
Un posible nuevo horizonte para el mundo y para el Diseño.
Compartir:
Título:
Diseño y vida cotidiana
Sinopsis:
Los diseñadores pueden hacer un real aporte a la calidad de vida diaria proyectando objetos de baja tecnología donde sea la propia forma la que permita la función.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Ulises Navarro
0
Ulises Navarro
Jun 2013

Excelente llamado al ejercicio responsable y coherente de la profesión, y a la práctica reflexiva. En mi opinión, las cuestiones éticas en el diseño siguen siendo un terreno subexplorado. El diseño produce cultura y a su misma vez es un producto de la misma, lo que implica una gran responsabilidad en manos de la comunidad del diseño. Este tipo de conversaciones son importantísimas para no perderse en el zeitgeist y desvirtuar la práctica, haciendo diseño «light» carente de valores y reflexión. Mario Vargas Llosa se lamenta del estado actual de las artes en «La civilización del espectáculo».

0
Responder
Retrato de César Ochoa
9
César Ochoa
Oct 2010

Que mas que una muy buena descripción de la situación actual del diseño hoy por hoy, mis respetos a este autor el cual es de mi gran admiración y en varias ocasiones que he sentido estar a punto de perder la sensatez y de tal motivo caer en el facilismo, el escándalo, la confusión o la frigidez creativa me a dado cordura y luz como diseñador industrial

0
Responder

Te podrían interesar

Ilustración principal del artículo Louboutin lanza un bolso con artesanas mayas
Autor:
Joan Costa
Título:
Louboutin lanza un bolso con artesanas mayas
Sinopsis:
Un caso digno de artesanía genuina aplicada a productos comerciales que contrasta con otras iniciativas burdas que explotan obras de arte ajenas.
Traducciones:
Interacciones:
Votos:
94
Opiniones:
59
Seguidores:
2200
Retrato de Alfredo Yantorno
Autor:
Alfredo Yantorno
Título:
De la verdad a la verosimilitud
Sinopsis:
Desconocer la índole de la diferencia entre lo verdadero y lo verosímil explica, pero no disculpa, la baja conciencia sobre lo que es puesto en juego en el acto de diseñar.
Interacciones:
Votos:
4
Seguidores:
32
Ilustración principal del artículo Los objetos se resisten a morir
Autor:
Santiago Almazán
Título:
Los objetos se resisten a morir
Sinopsis:
Más allá de las funciones para las que cada objeto fue creado, la combinación del afecto y el ingenio de su dueño puede extender su vida útil.
Interacciones:
Votos:
21
Opiniones:
35
Seguidores:
0
Retrato de Diego Rodriguez
Autor:
Diego Rodriguez
Título:
El diseño no solo sirve para diseñar
Sinopsis:
La capacidad de los diseñadores para resolver problemas mediante la creatividad es cada vez más aplicable a la gestión de las empresas.
Interacciones:
Votos:
76
Opiniones:
35
Seguidores:
42

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
4 Febrero 2019

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
4 Marzo 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
8 Abril 2019

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
20 Mayo 2019

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
24 Junio 2019