El consumo del signo

La adhesión del discurso de la globalización por la cultura obliga a revisar las funciones y valores asumidos por el diseño.

Retrato de Martín Álvarez Comesaña Martín Álvarez Comesaña Madrid Seguidores: 7

Opiniones:
4
Votos:
10
Compartir:

El discurso impersonal de la globalización se ha instalado en la cultura, convirtiendo a ésta en una herramienta más de la logística económica. En este contexto, el ejercicio del diseño participa de un sistema que concibe e interpela al individuo sólo en cuanto consumidor.

La globalización es transferida desde lo económico a todos los escenarios del intercambio social y se presenta como una realidad de dimensión “geológica”, neutra, incontestable. Se incorpora al ideario cultural y mediático bajo una nomenclatura difusa que remite a una suerte de mitología tecnocrática: habitamos mansos la nueva aldea global, sin geografía, sin materia, suspendiéndonos en una red planetaria de percepciones virtuales, consumiendo ávidos la inmediatez televisada, sin memoria. La trama del mito discurre en lo mágico, lo esotérico, construyendo una interpretación de lo real desde lo onírico que escapa del análisis y la crítica.

Gracias a la industria cultural, se construye una réplica mitológica de la globalización, un relato que nos describe una realidad más cercana y tolerable que su modelo original. Percibimos una globalización sin territorio, sin polaridad, de libre movimiento e intercambio, ignorando el mapa que dibuja en la práctica esta relación: una autodefinida “cultura occidental” que habita el centro y el presente mediático, y relega al resto a transitar en la periferia del espacio y el tiempo.

Se produce un intercambio cultural desigual entre centro y periferia, reflejo de la realidad que acontece en el intercambio económico. El centro fabrica una ingente cantidad de realidades-presentes, imágenes y relatos que habitan la actualidad y se expanden hasta los márgenes de la cobertura tecnológica, donde son consumidos por una periferia que sólo transmite “infrarrealidades”, mensajes que son rápidamente relegados al olvido, cuando no directamente rechazados de la escena mediática. En este contexto los valores de la cultura dominante se definen universales mientras que los valores de las culturas periféricas son tachados de locales y obsoletos.

El binomio universal-local nos obliga a replantearnos el relato del multiculturalismo, un discurso que el poder ha sabido tomar y recrear con la imaginería mediática hasta conseguir mostrar mestizaje y comunión cultural donde existe exclusión y marginación. El mestizaje cultural no se produce en campo neutral, consiste en un vasallaje del sistema local a los acordes del sistema globalizador dominante, un encuentro que se resuelve en una neutralización de la diferencia, una uniformización cultural que allana el terreno para la adhesión de las economías locales al sistema hegemónico capitalista.

Cada comunidad expresa su cultura en un marco identitario que interrelaciona con su sistema socioeconómico. Sin éste la expresión cultural se desvanece o queda confinada en un espacio ritualizado de representación folklórica. La globalización de los sistemas económicos se presenta, finalmente, contraria a la sustentación de las culturas periféricas, lo que se traduce en una defunción, de alcance global, del principio de identidad existente.

El relato de la globalización, como construcción simbólica, ofrece al individuo una nueva identidad de dimensión global, una identidad como consumidor. Establecida en el territorio mediático, esta identidad apela al individuo como célula urbana, hiperconectada y fragmentada de lo colectivo. Identidad que nace y muere en la inmediatez comunicacional, requiriendo para su pervivencia de una permanente revisión y actualización a través del consumo.

En este escenario, la práctica del diseño es pensada desde una sistemática multidisciplinar aplicada al consumo del signo. Un consumo del signo como fetiche del intercambio social, en el que el producto es relegado a mera constatación material del propio acto del consumo. Acto ritualizado en el que la identidad del individuo se proyecta en lo colectivo y se legitima.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora! Necesitamos tu ayuda para continuar produciendo contenidos gratuitos. Considera apoyar el trabajo de FOROALFA con una donación de cualquier valor en PayPal.


Este video podría interesarte👇👇👇

Retrato de Martín Álvarez Comesaña Martín Álvarez Comesaña Madrid Seguidores: 7

Opiniones:
4
Votos:
10
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al italiano
Código QR de acceso al artículo El consumo del signo

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Descargar PDF

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Edgar Saavedra Torres
1
Edgar Saavedra Torres
Jul 2015

Teniendo en cuenta que mi comentario es nueve años después, no se si mal entiendo que: la globalización es un escenario en el que se encuentra el diseño, que hace que sus practicas estén al servicio del sistema socioeconómico capitalista. lo anterior puede ser cierto o falso porque (con todo respeto hacia el autor), no se desarrolla una postura critica frente al diseño, se le describe brevemente y generaliza su propósito en dicho escenario; solo menciona el "fetichismo del intercambio social", entonces queda abierto a los interrogantes si ¿el diseño es una practica que refuerza los impactos negativos del sistema socioeconómico? y/o ¿que en el marco de la globalización no se puede esperar que el diseño opere de otro modo?

0
Responder
Retrato de Alejandro Valencia
27
Alejandro Valencia
Ene 2015

Yo creo que la globalización empieza con la internacional socialista, el neo liberalismo y su "globalización económica", dista mucho de la globalización social, que exige un intercambio de pares, con canales de comunicación de ida y vuelta, en todos los ámbitos y en términos de equidad. El diseño no debe trabajar para la enajenación de los individuos y la justificación de esa practica.

0
Responder
Retrato de Oskar Álvarez
0
Oskar Álvarez
Ago 2012

La idea central es muy buena, es real, así de sencillo, pero no debe hacerse tan compleja para su correcta difusión, no falta el que dogmatice; yo no lo he tomado con tintes políticos: se expresaría sin embargo como la representación visual del omnímodo y cuasi todo-poderoso sistema de consumo del cual todos de alguna manera hacemos parte y alimentamos, diría que es una estructura hermética en la que solo se podrá hacer variaciones y/o regulaciones internas, así como si fuéramos lo suficientemente visionarios como para «auto-desmontarla«

0
Responder
Retrato de Julio González
3
Julio González
Abr 2010

Mmm creo que lo tendré que leer varias veces más

2
Responder

Te podrían interesar

Ilustración principal del artículo Cómo decir no al cliente pirata
Autor:
Martino Liu
Título:
Cómo decir no al cliente pirata
Sinopsis:
Una contundente carta de la AIGA (Asociación de Diseñadores Gráficos de EEUU) para enviarle a los clientes que antes de contratar quieren ver propuestas sin pagar por ese trabajo.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
129
Opiniones:
66
Seguidores:
8
Retrato de Gastón Schadan Guernik
Autor:
Gastón Schadan Guernik
Título:
Un diseñador debe cambiar el mundo
Sinopsis:
¿Cuántas veces vemos diseños de marcas deportivas, carteles de conciertos, cds, que no están a la altura del producto y nos impiden proponer algo diferente para cambiar el mundo?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
26
Opiniones:
10
Seguidores:
4
Ilustración principal del artículo Hacia una publicidad verde
Autor:
José García Marín
Título:
Hacia una publicidad verde
Sinopsis:
También la producción de avisos comerciales puede colaborar con el cuidado del medio ambiente.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
35
Seguidores:
3
Retrato de Fabricio Victores
Autor:
Fabricio Victores
Título:
Diseñadores de la nueva era
Sinopsis:
El mercado educativo del diseño ofrece alternativas que, a la larga, terminan degradando la profesión.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
15
Opiniones:
6
Seguidores:
3
Ilustración principal del artículo Una buena relación diseñador-cliente
Autor:
Pablo Guzmán Paredes
Título:
Una buena relación diseñador-cliente
Sinopsis:
¿Cómo relacionarnos de mejor manera como diseñadores con nuestro mercado? En muchos casos, el diseñador no sabe cómo mostrarse adecuadamente ante sus clientes.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
115
Opiniones:
19
Seguidores:
37
Retrato de Pau De Riba
Autor:
Pau De Riba
Título:
El diseño invisible
Sinopsis:
Superada la etapa del diseño «premium», signo de calidad, el buen diseño debería convertirse en un «commodity»; otro componente de la sociedad del bienestar que damos por supuesto.
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
112
Opiniones:
62
Seguidores:
48

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

30 horas (aprox.)
6 Abril

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
¡Ya mismo!

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
¡Ya mismo!

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

20 horas (aprox.)
¡Ya mismo!

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

15 horas (aprox.)
¡Ya mismo!