Wustavo Quiroga

Silla W: identidad de un clásico

Relato del proceso de creación y mutación de la «silla W», del arquitecto y diseñador César Jannello (Buenos Aires, 1918-1985).

En los años cuarenta la Argentina se proveía casi en su totalidad de productos extranjeros. Con la creciente industria de posguerra, surgieron diseños de arquitectos y artistas vinculados a la producción de mobiliario y objetos, materializados en forma artesanal y semi-artesanal. La silla de estructura de hierro y soportes de madera que el arquitecto César Jannello proyecta en ese entonces, se convertiría en una pieza en proceso influída por los principales referentes del movimiento moderno, concluyendo en un ícono del diseño local e internacional.

En 1944, Jannello viaja a la ciudad de Mar del Plata junto a Colette Boccara, su mujer y compañera de proyectos, y visitan la construcción de la Casa del Puente, obra del arquitecto Amancio Williams. Allí realiza, con materiales de esa obra, su primera silla con estructura de hierro, inspirada en el diseño BKF, con respaldo y asiento de madera con formas geométricas puras.

Posteriormente, conoce en Mendoza al carpintero francés Talvá y  allí proyecta la silla de tres patas y respaldo móvil, que será luego sustituida por cuatro apoyos recubiertos de goma entelada para lograr una mejor estabilidad.


Archivo Jannello1. MEC. Fundación del Interior, Mendoza, Argentina.

La silla de cuatro patas obtiene lineamientos más escultóricos y funcionales: aprovecha al máximo las propiedades de la elasticidad del hierro para sujetar el asiento y el respaldo, le da movimiento, y permite fácilmente desmontar sus partes sin utilizar tornillos. Los primera producción fue para uso personal o amigos intelectuales que apreciaban su claridad y simpleza constructiva.

En 1947 publica el diseño en las revistas Nuestra Arquitectura y L’architecture d’aujourd’hui y, por sugerencia de su editor francés André Bloc, toma contacto en París con el decorador Raoul Guys, quien comienza a producir las sillas para su catálogo style AA. Amancio Williams por su parte, supervisa la producción en Francia para conservar el diseño original. En ese momento se plantea la posibilidad de remplazar la madera por materiales plásticos, aunque es inviable por su alto costo de matricería.

En 1948 Jannello es invitado por su amigo Tomás Maldonado, a formar parte del Salón Nuevas Realidades: arte abstracto, concreto, no figurativo, que realiza en Galería Van Riel, donde expone su silla.

«Quise poner arte en objetos utilitarios de la vida cotidiana, confundir arte y objeto artesanal, debía hacer coincidir lo bueno, lo bello y lo útil, sin que haya ninguna concesión entre estos aspectos, influenciado por las bases del funcionalismo. Entendía el arte como un quehacer, como un servicio instrumental para algo».

Esta será la primera vez en Argentina que se manifiesta en una exposición el vínculo entre arte concreto y diseño. Desde 1949, cuando Maldonado crea en Argentina el IPC (Instituto Progresista para la Cultura), se encarga de comercializar las sillas entre conocidos, proponiéndole un modo sistemático de industrialización y producción. En 1950, la silla obtiene una pequeña adaptación estructural. Maldonado al respecto comenta:

«Mi querido César, mis felicitaciones por la nueva versión de tu silla. Creo has llegado a la definitiva. La parte metálica es ahora perfecta. La supresión de las gomas es una excelente idea. Igualmente el redondeamiento de la parte inferior del respaldo, que la mejora muchísimo plásticamente. Soy de la opinión, sin embargo, de que no debes dejar de estudiar la posibilidad de realizar el respaldo y el asiento en madera curvada. Contrariamente a lo que piensas no estoy muy convencido de que la unión del elemento metálico con la madera curvada sea imposible, aun en el caso bastante complicado del respaldo. Como ves he empezado diciéndote que esta es ya una versión definitiva y ahora te propongo una nueva invitatio au voyage. No me tengas en cuenta: tu silla es perfecta y debes rechazar las tentaciones del diablo (yo, en este caso)».

Al año siguiente, por su comodidad en uso prolongado ideal para oficinas, Maldonado utiliza una de las sillas en un stand ubicado en Las Galerías Pacífico de Buenos Aires, utilizado para promocionar una máquina de escribir. Ese mismo año se ofrece a pedido, en madera, tapizada o en color, con estructura de acero mate o terminación negra.


Tomás Maldonado, «Itinerario de un intelectual técnico». Edición 2007.

Amancio Williams, quien comercializaba durante un tiempo sillas entre sus clientes y colegas, fue un maestro entusiasta para Jannello:

«Tú deberías arreglar bien tu taller y encerrarte varias horas por día y trabajar con método asistiendo periódicamente a talleres, fábricas, etc. ¡Te acuerdas como proyectaste tu silla y lo que te ayudaron unos pocos fierros y herramientas de la obra de Mar del Plata! En Mendoza como en cualquier parte, tendrás dificultades e inconvenientes, pero lo principal es no olvidarse que tanto tú, como yo, como cualquier hombre, necesitamos tener materiales (técnicos, etc.) en las manos y realizar; si no se tienen estos materiales hay que procurárselos. Tu silla y tus esculturas las hiciste en esta forma».

En 1951 su amigo, el arquitecto Gerardo Clusellas, le aconseja a Jannello realizar ajustes ergonómicos: una doble curvatura en asiento, para lo que propone utilizar madera laminada y bajar la altura de respaldo; modificación que en el tiempo, Janello acompaña con una pequeña reducción de tamaño en la dimensión vertical.


Archivo Jannello. MEC. Fundación del Interior, Mendoza, Argentina (a la derecha).

Desde 1949, Clusellas será responsable de la comercialización de este producto en Buenos Aires. En 1951, la comercialización estará a cargo junto a Juan Borthagaray y desde 1952, con OAM junto a su socia Carmen Córdova, incorporando como punto de venta a Rosario. También AIM y COMTE comercializará en Capital Federal y en San Juan. Félix Pineda se encargará de venderla a los profesionales y estudiantes de arquitectura de la Universidad Nacional de Cuyo.

En 1951, para promocionar la silla, publican en la revista Nueva Visión Nº 1 denominándo a la silla JANNELLO; aunque desde 1953 será llamada W, por su estructura. En 1955 reaparece en Nueva Visión Nº 6 en el interior de uno de los dormitorios de la Casa Curuchet, por recomendación de Amancio Williams al dueño.


Revista Nueva Visión. Buenos Aires, Argentina, 1955.

Jannello germinó diferentes prototipos durante el estudio formal: con el soporte de hierro que termina debajo del asiento, a la inversa del modelo más conocido; con estructuras virtuosas donde aparece como resultado un respaldo móvil; con apoyos en tela tensada, la doble W y un respaldo calzado a la estructura simplificando su producción.


Archivo Jannello. MEC. Fundación del Interior, Mendoza, Argentina.

 


ARCA.2 Buenos Aires, Argentina (a la izquierda). Archivo Jannello. MEC. Fundación del Interior, Mendoza, Argentina (a la derecha).

En 1956, el mismo año en que realiza intentos para producir su silla en EEUU, termina su etapa en Mendoza y regresa a Buenos Aires luego de desempeñarse como directivo en la Escuela de Cerámica de la Universidad Nacional de Cuyo, consagrarse como arquitecto tras la realización de viviendas familiares en Cuyo y el encuentro industrial Feria de América, y concluir la relación con Boccara. En su nueva etapa, Jannello investiga y dicta clases en la Universidad de La Plata y la Universidad de Buenos Aires. Tiempo después retoma el diseño con un nuevo enfoque: «Hacer consciente y exento de ser un mero reflejo de los postulados técnico-morfológicos originados en el movimiento moderno».

Con el pasar del tiempo, sus diseños se han convertido en objetos de culto en colecciones y muestras, e inspirado nuevos mobiliarios. Actualmente, la silla W se reedita en colores y diversos laminados bajo la firma JANNELLO EDITORA, dirigida por su nieta, María Jannello, y la comercialización en la tienda del MALBA3, espacio que propicia la revalorización del legado moderno.

 


Jannello Editora, Buenos Aires, Argentina.
Author
Wustavo Quiroga Buenos Aires
  1. Archivo César Jannello / MEC. Fundación del Interior.
  2. ARCA Archivo de Arquitectura Contemporánea Argentina.
  3. Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires.

Published on 07/02/2012

IMPORTANT: This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Instead, we suggest and value a partial reproduction, also including the name of the author, the title and the source (FOROALFA), a link to this page (https://foroalfa.org/articulos/silla-w-identidad-de-un-clasico) in a clear and visible place, inviting to complete the reading.

Related

Illustration:
Alejandro Bustamante
Author:

Alejandro Bustamante

Title:

Diferenciación versus estandarización

Synopsis:

El consumo de los objetos que diseñamos está atentando contra la vida en nuestro planeta.

Votes:
33
Comments:
23
Idioma:
ES
Illustration:
Diego Rodriguez
Author:

Diego Rodriguez

Title:

¿Qué es el Design Thinking?

Synopsis:

La expresión de la forma en que piensan los diseñadores, aplicada sistemáticamente en al proceso de innovación y solución de problemas complejos.

Votes:
272
Comments:
29
Followers:
39
Idioma:
ES
Illustration:
Universo Andamio
Author:

Universo Andamio

Title:

Cuando el diseño ayuda a la discapacidad

Synopsis:

El desarrollo de una línea de productos especialmente diseñados para facilitar la vida cotidiana de niños con dificultades motrices.

Votes:
103
Comments:
60
Followers:
8
Idioma:
ES
FOROALFA ISSN 1851-5606 | Contactar | Publicidad | ©Luciano Cassisi 2005~2016