¿Qué venden las escuelas de diseño?

Una escuela es un orbe de ideas y situaciones hipotéticas que pretenden educar, pero ocupar un lugar o pagar una colegiatura no garantiza el conocimiento.

Vícthor Chávez Guadalajara
Followers:
10
Comments:
75
Votes:
56
Compartir:

«Lo dicho, dicho está; lo aprendido y enseñado se verá reflejado en la vida profesional».

Alguna vez escuché esto de un colega que al igual que yo daba clases en la asignatura de diseño. Hoy en día, tal parece que estas escuelas se han quedado cortas o que los alumnos se han formado en una fila larga en alguna sala de espera o estación virtual, aguardando por el tren prometido de la creatividad. Nunca se sabrá a ciencia cierta dónde se fraguó tal «engaño», vendiendo un boleto de ida pero con pocas posibilidades de regreso y por ende, de progreso.

Muchas de las escuelas públicas y privadas que ofrecen la carrera de diseño, venden un paraíso de posibilidades en donde los posibles inquilinos acceden esperando el «all inclusive» de la creatividad. Al final, después de un tiempo, solo unos pocos volverán a la realidad sin la resaca de momentos de asfixiantes entregas y trabajos de incomprensible solución conceptual. Una escuela que vende la enseñanza del diseño como opción y no cuida sus filtros de ingreso, debería estar destinada al fracaso, aún cuando cuente con un profesorado de «alta calidad educativa» y aulas inteligentes con tecnología de punta. Sin embargo, la premisa verdadera es: «todos caben, nadie se queda fuera», y más cuando al estudiante se le ve primero como una colegiatura.

Creo que el diseño no es para todos, que los momentos de lucidez creativa al comprar ropa o elegir un mueble sin olvidar el color de la pared, no determinan que se cuente con la capacidad para lidiar con procesos creativos bajo presión. Ser diseñador tiene que ver con otras miles de cosas que se han escrito y hablado hasta el cansancio en éste y otros foros.

Las escuelas deben dejar de vender al diseño como una solución a las ganas de dibujar, pintar o ir al cine. Se necesita más compromiso que esto; no ver al aspirante como un recibo de colegiatura, o que éste vea la carrera como un lugar de acceso mientras le llega algo mejor qué hacer o a qué dedicarse.

Una escuela de diseño y sus estudiantes deben estar dispuestos a vivir la experiencia, correr riesgos, equivocarse, acertar, crear cambios y por supuesto teoría. Esta es posiblemente la parte sustancial de la enseñanza y el principal problema de las escuelas de diseño: su poca visión para un conocimiento basado en la experiencia y la consecuente incapacidad para generar teoría.

Los folletos de las escuelas de diseño ofrecen un amplio panorama de posibilidades y programas que «cubren» (avalar es otra cosa) los requisitos mínimos de preparación, aunque sus procesos de admisión son muy laxos, y esto hace que las puertas de salida de graduados sean muy grandes y las de entrada al mundo laboral muy pequeñas y escasas.

Se ha perdido el valor de estudiar diseño porque todo mundo lo ofrece, pocos lo hacen y nadie lo entiende. De esta manera tan simple, el oficio se volatiliza poco a poco y se deja en manos de muchos que «terminan» sus estudios ungidos por un título de valor curricular que «cubre» un momento de la vida en que todo son notas para mantener las becas o permisos para intercambios académicos.

Sin embargo y finalmente, son los los alumnos quienes hacen las escuelas, en el valor y compromiso de cada uno; salen sobrando los títulos y diplomas. Los buenos estudiantes pueden volverse marcas de mucho valor en el mercado laboral y no solo estadísticas de graduados para las escuelas. Lo peor de todo es que tal vez esto es lo que les permite a las escuelas de diseño seguir viviendo, engañadas en sus programas y por ende engañando consciente o inconscientemente a los aspirantes.

En la medida que las escuelas revaloricen el producto que venden y la necesidad de hacer una honesta detección de talento en sus posibles clientes, la enseñanza del diseño será una verdadera experiencia de conocimiento y dejará de ser un viaje a la nada o una dolorosa deportación a la realidad.

Editor: Andrés Gustavo Muglia Berazategui
Followers:
10
Comments:
75
Votes:
56
Compartir:

75 Comments

Comment

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 21/05/2014.

You may be interested

Daniel Cid Moragas
Idioma:
PT
Author:

Daniel Cid Moragas

Title:

Novos desafios da educação em design

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
4
Followers:
5
Raúl Belluccia
Idioma:
ES
Author:

Raúl Belluccia

Title:

Procesos vs. resultados en la enseñanza del diseño

Share:
Interactions:
Votes:
52
Comments:
7
Followers:
639
Belu Franco
Idioma:
ES
Author:

Belu Franco

Title:

Procesos de enseñanza-aprendizaje en diseño industrial

Share:
Interactions:
Votes:
27
Comments:
15
Followers:
5
Jose Korn
Idioma:
ES
Author:

Jose Korn

Title:

Educar y ejercer la profesión de diseñador

Share:
Interactions:
Votes:
5
Comments:
2
Followers:
1
Israel Martinez López
Idioma:
ES
Author:

Israel Martinez López

Title:

Una pedagogía de lo virtual

Share:
Interactions:
Votes:
13
Comments:
8
Followers:
37
Norberto Chaves
Idioma:
PT
Author:

Norberto Chaves

Title:

Duas distorções no ensino de Design Gráfico

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
6
Comments:
1
Followers:
3029
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

0
Carlos Garcia
Jun 2014

Considerar a una escuela como buena o mala para formar diseñadores, sin antes conocer más a fondo de la situación académica, orientación en diseño, etc., me parece un error, que paguen justos por pecadores no debería ser un parámetro para escribir un artículo. Tenemos herramientas para evaluar a las universidades (Comaprod) y deberían ser públicos los resultados para los aspirantes. El diseño es para todos, es una capacidad inherente del ser humano, lo hacemos todos los días, de forma consciente o no, la disciplina del diseño es otra cosa, no confundamos conceptos, definiciones y acciones.

0
10
Vícthor Chávez
Jun 2014

Nadie esta juzgando a las escuelas, hablo de los filtros de admisión, por otro lado no confundamos, el diseño es un proceso no un producto, del mismo modo y a lo que me refiero es que si bien el diseño es para todos como dices, el vivir de él no lo es si no estas preparado y consciente para eso. Por último si tu escuela cuida muy bien el ingreso felicidades, sigan así. Gracias por tu comentario Carlos. PD no escribí un artículo, comencé una discusión y ese es el objetivo.

0
0
Carlos Garcia
Jun 2014

Disculpa, pero parece que juzgas si mencionas lo que deberían hacer, el cómo se promueven, y el que ofrecen, en particular a las privadas por aquello de las colegiaturas. Estoy de acuerdo que vivir del diseño no es para todos, pero si esta determinado por la formación que obtienes, por eso sugería que las evaluaciones de Comaprod fueran públicas, así los aspirantes tendrían más herramientas para tomar una buena decisión. No soy académico, soy estudiante de maestría en el INBA, y comparto mucho de tu opinión, pero creo que hay que conocer más a fondo cada arista del problema. Saludos

0
Reply
0
Marcelino Felipe Zarate
Jun 2014

Soy estudiante de Ingeniería en Diseño en la Universidad Tecnológica de la Mixteca me parece muy interesante la opinión de Víctor Chavez y considero que tiene mucha razón por que la mayoría de mis compañeros presentan trabajos nada mas por hacerlos osea sin proponer algo concreto como diseño; si no que todo lo copian de Internet. yo he intentado hacer mis propias propuestas pero me cuesta mucho trabajo el recordar lo que he estudiado y aplicarlos en mis trabajo; si alguien me puede aconsejar se lo agradecería.

0
10
Vícthor Chávez
Jun 2014

La vida del diseñador se alimenta de lo que ve, oye, lee; no dejes nada fuera de tu espectro de aprendizaje, arriesga con buenos argumentos, defiende con pasión sin caer en la ceguera del trabajo personal, nuestro país no dá mucho bagaje de gráfica, color, tradiciones, lenguaje... cree en ti como un estudiante diferente, observador, objetivo, honesto en lo que no sabes y sobre todo humilde con el trabajo de los demás. Mucha suerte Marcelino.

0
0
Marcelino Felipe Zarate
Jun 2014

Gracias tendré presentes estas palabras; tratare de quejarme menos y hacer mas por mi... le mando un cordial saludo.

0
10
Vícthor Chávez
Jun 2014

Lo harás muy bien

0
Reply
0
Lia Vilahur
Jun 2014

Abogo por tener sueños: un mundo idílico donde tendríamos la posibilidad de hacer verdaderos exámenes de acceso, los profesores recibiríamos cursos de formación, se invertirá en investigación y habrá plataformas para generar contenidos juntamente con profesionales de otras disciplinas. El conocimiento será un valor independiente de las leyes que dicta el mercado... y la comunidad educativa no se va a mover por los intereses económicos.

Mientras tanto, sugiero a nuestros queridos estudiantes que demuestren su inteligencia y capacidad eligiendo que, donde, de quien y como desean aprender.

1
10
Vícthor Chávez
Jun 2014

Estupendo deseo, me gusta y lo comparto, gracias Lia, un saludo.

0
Reply
0
Alejandro Dávila
May 2014

Es cierto que las escuelas que están implementando sus métodos de estudios no son las mejores porque no experimentas con clientes reales en la vida profesional, nada más entregas y ya, te retroalimentan en su propio juicio. Yo estudió en una universidad privada, la verdad yo he tenido 2 profesores que dieron la oportunidad de experimentar y enfrentar a clientes, además de que en mi servicio social me dejaron un proyecto para clientes potenciales. Me dejo con un gran sabor de boca, me puse nervioso y las exigencias son mayores pero es la experiencia que uno agarra cuando sales.

0
10
Vícthor Chávez
Jun 2014

Deberian ser retroalimentaciones objetivas, no personales, pero muchas veces los profesores caen en estos vicios. Un acceso a clientes con verdadera supervición de parte del profesor debio ser una gran experiencia para ti. Gracias Jesús por compartir tu experiencia, un saludo.

0
Reply
0
Adolfo Cota Foncerrada
May 2014

...no debe haber impedimento en desarrollarse, ni como docente... Los alumnos titulados como profesores, poner a dar clases a un recién egresado es endogamia

...ni como proveedor de servicios... Si la experiencia en prestar un servicio la adquiere de estos foros, ¿pues para qué tanta universidad?

Tanta opinion, solo hace manifiesta la importancia del tema iniciado por Victhor

Saludos Vic

0
25
Alejandro Valencia
May 2014

Solo responde una pregunta, ¿al egresar tu de la carrera, de que eras capaz?...

Se supone, es un foro de profesionales y no tendrías por que limitarte, creo, que algo podemos aprender de los otros, claro sin tabúes ni prejuicios... (Endogamia educativa es simpatico)

0
Reply
25
Alejandro Valencia
May 2014

Si un egresado, ha recibido la adecuada y completa formación, no debe haber impedimento en desarrollarse, ni como docente, ni como proveedor de servicios. La experiencia laboral la puede adquirir de manera indirecta, de diversas fuentes –como este foro- . Ahora bien, podría no recibir ni la adecuada, ni la completa formación; una falta en la calidad. Pero no hay que olvidar, que el diseño carece de una teoría propia y de múltiples definiciones, eso es una gran debilidad. Lo cual en profesionales y educandos «ligeros», da lugar a un gran vació y arbitrariedades.

0
Reply
0
Edgardo López
May 2014

Víctor. Provocaste urticaria. Puede darle a cualquier diseñador o a cualquier escuela, pica y resulta muy molesta.

Conviene revisar síntomas:

Universidad pública (gratuita): ¿alumnos o aprendices y profesionales de enseñanza?

Universidad privada (con costo): ¿clientes y mercenarios de la cátedra?

La educación formal en diseño debe garantizar que al término de una ruta previamente configurada el alumno sea capaz de resolver con cierta solvencia los problemas de la profesión. Auqnue no tenga talento. No hemos aprendido a enseñar el diseño.

¿Padecerá el diseño siempre la ausencia de talento?

1
10
Vícthor Chávez
May 2014

Pienso que el diseño no ha sido valorado desde las escuelas, efectivamente hay muy poco talento si tomas reciengraduados a dar clases, si incluso ves tu carrera como una actividad de manualidades, si das entrada a todos los que solo pagan sin tomar en cuenta sus inquietudes y proyecciones personales, tienes razón, es posible que exista una falta de talento para enseñar y aprender y todo se lo dejemos a la universidad de la vida y que sea ella la que repruebe. Un saludo y gracias Edgardo

0
Reply
0
José Antonio Campos
May 2014

Es una realidad en el nivel de pregrado, el encontrarnos con profesores de resiente egreso, que adolecen de una experiencia profesional, y que repiten esquemas de enseñanza con una gran deficiencia pedagógica.

A las Universidades no las hace buenas o malas los programas de estudio, son los alumnos y los profesores los que las fortalecen o debilitan.

Saludos Vick

0
10
Vícthor Chávez
May 2014

Los buenos alumnos hacen a las escuelas, los impresindibles crean tendencias, los malos nomas se graduan (tarde o temprano) en algunos caso funciona así penosamente.

0
Reply
0
Byron Naranjo
May 2014

Aunque difiero en algunos aspectos (específicamente en lo referente al talento y a la falta de producción teórica de la academia) no deja de ser un artículo interesante. Muchas gracias. :) Sobre el asunto del talento no estoy completamente seguro de que este sea necesario en alguna medida para el estudiante cuando decide iniciar su formación como profesional en diseño; hay quienes afirman que la creatividad se puede aprender, quizá suceda lo mismo con el talento de manera análoga (otra cosa es que poseerlo represente para el estudiante ventajas significativas).

0
10
Vícthor Chávez
May 2014

De acuerdo, pero quiza si debamos filtrar muy bien a los que tengan talento, recordemos que escuelas de muy alto prestigio en Europa (por decir algunos) solo aceptan a estudiantes con ciertas capacidadesy habilidades, sus filtros son rigurosos y claros, no digamos sus resultados. Sobre el talento, es frustante no encontrar alumnos que carecen incluso de actitud, no digamos aptitud para trabajar, entonces como profesor los presionas, se agobian, se quejan, te evaluan y las autoridades te llaman la atención. Gracias por tu comentario. Un saludo.

1
Reply
2
Manolo Blemish
May 2014

De acuerdo con el artículo. Excelente aporte.

0
10
Vícthor Chávez
May 2014

Gracias Manolo

0
Reply
0
Dialma Fuentes
May 2014

Totalmente de acuerdo con el artículo. Conozco también escuelas con la modalidad de reclutar como catedráticos a estudiantes recién graduados sin experiencia laboral pero que manejan bien los programas y eso es un gancho para el alumno de reciente ingreso que sueña con manejar "mejor que otros" los programas. Estos docentes no tienen la riqueza y conocimientos que solo el trabajo con clientes reales puede dar, ¿qué más pueden estos catedráticos a sus estudiantes?

0
10
Vícthor Chávez
May 2014

Es una endogamia, los recien graduados, sin experiencia en otros ámbitos enseñan lo mismo que recien terminaron de aprender, no hay cosas nuevas, planteamientos, posturas, solo el oportunismo de autoridades y graduados que juegan a lo más comodo, asegurar un espacio y esconder la cabeza... Saludos Dialma y gracias.

1
Reply
0
Manuel de la Torre Valle
May 2014

es una lastima que las escuelas pierdan el sentido de la vida estudiantil en el are teórica, y al mismo tiempo su dirección al mundo laboral. Se amenaza al maestro y el maestro hace lo mismo con los alumnos solo por seguir un programa académico pensado únicamente para aprobarlo y no para vivirlo y aplicarlo, además de desvalorar la experiencia y el potencial de los alumnos. Felicidades por crear un espacio para el verdadero diseño.

0
10
Vícthor Chávez
May 2014

Los efectos del resultadismo, lo bonito por encima del proceso y lo factible, sucede a menudo. Nos consideran gente que embellece como dice Angela Zamudio, pero eso también atrae al engaño y la desvaloración de nuestra profesión. Gracia Manuel

0
Reply
0
Bere Molina
May 2014

Lejos de ser un artículo elitista, creo que tienes razón en tu planteamiento, durante el transcurso de mi carrera, he observado como muchos de mis compañeros se salían debido a que no estaban dispuestos a sacrificar salidas, borracheras, etc.

De una clase de 40 personas que comenzamos, este semestre nos graduamos solo 3, nuestros maestros son pocos (no más de 10) pero todos están enfocados a hacer que fundamentemos bien nuestros trabajos y que hagamos un buen trabajo de diseño.

0
10
Vícthor Chávez
May 2014

"El mientras me caso o encuentro alguna otra cosa que entretenga" así es, luego las coordinaciones que buscan o dan oportunidad de seguir a esos poco aptos, con muy baja actitud pero becados... en fin, Gracias Bere, no dejes de prepararte, saludos.

0
Reply
8
Angela Zamudio
May 2014

Sigo sin creer que la academia sea el final, la última palabra, creo firmemente que cada diseñador se traza su propio destino y aprende lo que quiere (o lo que puede) y descubre su verdadera vocación en el proceso. Creo que el problema es más bien social. El diseñador sigue siendo un personajillo que "sabe hacer monitos", no un solucionador de necesidades sino un embellecedor del entorno. Mientras sigamos encajados en este imaginario colectivo, las universidades seguirán graduando artistas opinionados en todas las carreras del diseño.

0
10
Vícthor Chávez
May 2014

De acuerdo, debemos ser más necesarios en la solución de problemas de nuestro entorno y serios en nuestras posturas y políticas profesionales. Gracias Angela, un saludo

0
Reply
13
Felipe Covarrubias
May 2014

Felicidades Víctor, teoría, práctica, modas, creatividad, la docencia también es ingrediente de la vida profesional ¿Qué de cerca lo vivimos, no es así?

1
10
Vícthor Chávez
May 2014

Y lo seguimos viviendo, pero captemos estudiantes con vocación y profesores con una experiencia probada en lo profesional. (ojala no se queden solas las escuelas en ese cambio) Gracias Felipe aqui seguimos...

0
Reply
80
Rodolfo Álvarez
May 2014

Es indudable que en el estado de las cosas se han visto que las escuelas, universidades y los masters son buenos negocios de una carrrera "de moda". Han vendido: primero la facilidad de cursar los estudios sin necesidad de estudiar pesadas materias conceptuales, han engañado a miles de estudiantes propensos a a la "creatividad artística" como si esto fuera la panacea. A ojos y opinión general nuestra profesión sigue sin tener prestigio a pesar de tener tantos años de historia académica jamás podrán igualar en su percepción a las tradicionales,abogacía, ingenería o ciencias de la economía etc.

0
10
Vícthor Chávez
May 2014

Precisamente, materias que nos ayuden a crecer más en lo teórico y no nada más en lo técnico que provoca soluciones inmediatas pero huecas. Gracias Rodolfo por tu aporte, un placer

0
Reply
3
6Us
May 2014

Excelente artículo Vícthor, por mi experiencia coincido con tu planteamiento. Me parece que gran parte de la solución son los filtros, sin embargo también estoy de acuerdo con Alejandro de que no los puedes excluir, de ahí que viene otra parte de la solución: los cursos preuniversitarios. Todos son admitidos pero hay que aceptar que no todos están listos para empezar su preparación, entonces la misma escuela los capacita con cursos básicos de artes plásticas, redacción, creatividad, metodología, etc. para que no lleguen en cero y que todos los alumnos tengan más o menos el mismo nivel.

0
10
Vícthor Chávez
May 2014

Por supuesto, creer deberás en las áreas vocacionales e incluir, desde bachillerato, áreas de creatividad que abonen para el oficio y no confundir la aptitud con la actitud. Gracias Gustavo saludos.

0
0
Esaú Fernández
May 2014

Interesante tu artículo e interesante también esto que anotas, sobre comenzar a fortalecer este aspecto desde el nivel bachillerato. ¿La currícula de una escuela a nivel bachillerato debería ser la misma que la de una universidad?

0
Reply
0
Maria Victoria Navarro Peralta
May 2014

Totalmente de acuerdo, para diseñar necesitamos tener consciencia de diseño, los profesionales salen a satisfacer clientes en donde el cliente tiene la razón. Necesitamos profesionales que contribuyan al fortalecimiento de la disciplina, tal vez de esta forma ayudamos a fortalecerlo y no a volatilizarlo como lo vemos hoy en día.

0
25
Alejandro Valencia
May 2014

Yo creo que limitar es lo que volatiliza la profesión, en un plano muy ideal, si se dieran cursos de "principios de diseño" en primaria y secundaria, no todos tomarían como profesión el diseño; pero, sabrían lo que hacemos, podrían hacer mejores elecciones de lo que consumen, tendríamos clientes informados, con los cuales negociar en un mejor entendimiento. pues "la conciencia de diseño" se necesita en toda la sociedad, no solo en los diseñadores.

0
10
Vícthor Chávez
May 2014

Muy de acuerdo, consciencia, ética, metodologías, propiedad intelectual, reglas claras para cobrar y no "canibalizar" el mercado. Gracias María

0
0
Maria Victoria Navarro Peralta
May 2014

No todo el que se interesa por la medicina es médico

0
Reply
25
Alejandro Valencia
May 2014

Este articulo es elitista, excluyente y mal argumentado.

Muy por el contrario a lo que dice el autor, el diseño debería ser para todos. y no lo es, por los elitistas, que segregan y limitan "el santo grial".

La educación no es un producto, ( observa la educación cubana y de Finlandia).

Se contradicen las ideas del articulo al decir de procesos laxos, si el tiene de requisitos:

-vivir la experiencia.

-correr riesgos.

-Equivocarse.

si alguien cubrió el nivel de estudios anterior, no existe una causa real para limitarlo. o ¿la escuela no tiene la capacidad para formarlo?

0
10
Vícthor Chávez
May 2014

Gracias por tus comentarios Alejandro, no pretendo ser un gran escritor, sólo quiero dar mi opinión de lo que veo y vivo constantemente. No hablo de la educación cubana ni finlandesa porque no es la intención dar juicios universales, pero si la universidad cobra es porque vende un servicio y se compromete a cumplir, el diseño no es para todos, tal ves su resultado si, pero antes que nada es un proceso que se vive, se aprende y no todos lo entienden.

0
53
Jesus Gaytan
May 2014

Si alguien cubre el requisito anterior (en México, bachillerato) no lo hace automáticamente capaz de estudiar y posteriormente ejercer una profesión. Simplemente ha terminado una etapa... eso no lo capacita para la siguiente.

Por otro lado la educación superior, y en este caso la de diseño, debe de ser elitista... para quien tenga la capacidad de ello, no para quien tenga recursos. Por más que todos disfrutamos o sufrimos los productos de diseño, eso no significa que cualquiera pueda ser diseñador.

¿Porque entonces las mejores escuelas de diseño en el mundo tienen filtros rigurosos?

0
25
Alejandro Valencia
May 2014

Solo elitismo... claro ellos tienen peros.

Absolutamente equivocado, si cubrió una etapa es apto para incursionar a la siguiente. El mejor "pero", de algunas escuelas es; la limitada capacidad y de ahí que tenga que elegir a los de mejores probabilidades de termino. Si una universidad, no tiene la capacidad de enseñar a cualquier egresado bachiller, solo es muestra de sus inoperantes y grandes debilidades educativas. mas que filtros rigurosos, cursos piloto (para quien desee tantear esta profesión), y propedéuticos introductorios adecuados, (en especial si sabe de carencias en nivel bachiller)

0
53
Jesus Gaytan
May 2014

Quizá en un mundo ideal Alejandro... la realidad nos dice que no todos pueden ser generales... así de sencilla y cruel es la realidad.

0
25
Alejandro Valencia
May 2014

...Y no todos los generales tienen la victoria. pero se aferran al cargo...

Si sabemos que esta mal algo y no intentamos corregirlo, mínimo, analizar las posibilidades.

El diseño no tiene ninguna necesidad de seguir jerarquías y como profesión es algo al alcance de cualquier persona -"no existe ningún don divino"-.

Lo cruel y real, es que los gremios, pretendan mantener sus "feudos", amparados en segregar a otros. reducir el numero no incrementa la calidad, solo la parcela; aun con la falacia de la "honesta selección de talento". con que se sustituye la palabra marginar.

1
53
Jesus Gaytan
May 2014

Solo por seguir tu definición (que no me gusta por cierto)... si no existiera el "don divino" todos los egresados de cualquier carrera serían igual de exitosos... olvidemos un momento factores externos a cualquier profesión... y nos daremos cuenta que no todos los profesionistas son igual de capaces o talentosos, eso solo se da en un pequeño porcentaje.

Si no todos pueden ser profesionistas... se deberá de encauzar a otras cosas, no es marginación, es sencillamente encarrilamiento de habilidades. Cierto, el diseño es una actividad inherente al ser humano, pero no todos pueden serlo o hacerlo.

0
25
Alejandro Valencia
May 2014

Una cosa es... "no todos los profesionistas son igual de capaces o talentosos", pero todos, pueden tener un grado de competencia suficiente para desempeñarse, entre mejor sea la calidad de la educación impartida, mayor sera este grado de competencia, que es lo deseable, habrá algunos mas hábiles (pero no don divino, solo habilidades y competencias).

..." el diseño es una actividad inherente al ser humano, pero no todos pueden serlo o hacerlo" ... sin la capacitación adecuada.

Creo hay déficit en nuestra capacitación (nos falta establecer una teoría al diseño, entre otras...).

1
10
Vícthor Chávez
May 2014

Agradezco a ambos el diálogo que han creado en torno al tema, que lo hicieron suyo y eso enriqueció la idea que, tal ves con pocos argumentos, desde una particular visión hice. Alejandro, tienes muchos argumentos que provocan y dan vueltas de tuerca que ayudan mucho. Jesús, creo que pensamos muy parecido y hemos vivido esas situaciones en las aulas. Definitivamente no creo en mundos ideales, pero si me alimenta la idea que el diseño en nuestro país puede mejorar y aportar por ende en la vida de las personas. Gracias por tomarse el tiempo y la seriedad de sus comentarios, saludos.

0
16
Julio Broca
May 2014

Es fácil decir "que entren menos, que entren solo los talentosos" Los verdaderos talentos no pisan la universidad o son los primeros en dejarla. Aclaremos de qué tipo de escuelas hablamos. Alejando habla de la universidad pública, popular. La preocupación de Victhor es evidente "En la medida que las escuelas revaloricen el producto que venden..." Paradigmas éticos y pedagógicos antagónicos. Cada palabra da cuenta de la filosofía que la sustenta. En su universo, ambas preocupaciones son legítimas, pero son antagónicas. Lo digo para no extraviarse en el debate y potenciar los abiertos.

0
53
Jesus Gaytan
May 2014

Julio... solo un dato estadístico...

En mi ciudad, Monterrey, son más los lugares que hay para estudiantes de diseño gráfico e industrial en las universidades privadas que en la pública, la cual tiene restringido el ingreso. Es más fácil entrar a las privadas que a la pública.

Saludos

0
0
Diego Cristobal Aravena Silo
May 2014

Acá en Chile todas o la mayoría de las universidades son un negocio que te venden «una puerta en tu futuro», y que ojo que no solo pasa en el área del diseño, también sucede en las leyes, ingenierías (sobre todo en un país obsesionado con la economía) y otras carreras tradicionales. Lo que quiero mencionar es que si bien las universidades que por más prestigiosas que sean deben ser y algunas lo son, inclusivas, por eso se habla de universalidad, de conectar e incluir al alumno en un nuevo escenario, más aún en la disciplina del diseño.

0
25
Alejandro Valencia
May 2014

Es evidente de lo comentado. Una grave carencia del nivel de egresados de bachiller, en general. Pero me "espanta" la siguiente idea: ¿pagar el semestre, obliga ha, acreditar el semestre? y por consiguiente.

Genera una indolencia, desgano, abatimiento y soberbia en los educandos, las tres primeras, en los educadores... Y un bajo nivel de los egresados. (las U P Tam tienen vic)

Si el sistema educativo ha fallado, solo queda el persona a persona, el compromiso educador-educando, sin burocracias, hasta que acabe el "oscurantismo".

(Julio Broca) yo no limito lo expresado, a la universidad publica.

0
0
Diego Cristobal Aravena Silo
May 2014

Una tarea que no se enseña en las universidades de diseño es educar. Como diseñadores debemos educar al cliente de manera tácita, si no se nos ofenden, pero también al alumnado de enseñanza básica. Acá en Chile se están gestando una serie de documentales, publicaciones y series audiovisuales para informar al alumno de colegio, detectando de manera temprana los que demuestran una vocación hacia el diseño y los que no; así se combate el negocio inhumano de las universidades en donde la utilidad esta por sobre la vocación del alumno.

0
Reply
0
Adolfo Cota Foncerrada
May 2014

Inacabable la utilidad de este articulo. Muchos son los comentarios que generará, pero yo me quedo con una reflexión, sobre el filtro de entrada. Las universidades privadas hacen un supuesto examen de admisión ¿Sabes a cuántos aceptan? es decir cuál es su indice de aprobación o su nivel de exclusividad. Todos los que hacen el examen son aceptados (no quiere decir que todos entran ahí). Por eso hay muchos estudiando diseño que no deberían estar ahí, pero como pueden pagarlo, tienen su sillita.

0
10
Vícthor Chávez
May 2014

A esto me refiero, gracias

0
25
Alejandro Valencia
May 2014

El error es hacer una mercancía algo que no lo es, la educación y la formación no son mercancías, esa es una actividad docente - alumno, y las escuelas privadas y publicas, solo administran, espacios para la educación y coordinación de esfuerzos en un "x" periodo de tiempo. la educación es un fenómeno de interacción humano, educador-alumno-educador, o mejor aun, educador/ educando-educador/educando (como diria Freire).

0
10
Vícthor Chávez
May 2014

Perdón pero muchas escuelas privadas ofrecen los programas de intercambio académico como un plus en sus programas, que desgraciadamente se convierte en turismo estudiantil para la mayoría de alumnos. Hasta ahora no he percibido que esos alumnos hagan la diferencia en las carreras, por supuesto es una opinión desde mi experiencia docente y por eso lo de la visión de mercancía.

0
0
Horacio Ramírez
Aug 2014

La evidente diferenciación entre la educación de alta y baja calidad (cranbrook, art center vs alguna escuela publica latinoamericana,) es innegable, las escuelas de calidad elevada seleccionan minuciosamente entre muchos aspirantes pero tambien les ofrecen cursos preparatorios en formatos de educación abierta para que el estudiante identifique su talento y/o desarrolle habilidades basicas necesarias para poder quedar seleccionado.

0
25
Alejandro Valencia
Aug 2014

Hablas entonces de escuelas "selectivas" y no formativas, es decir, o son incapaces o limitados en formar profesionales o no les interesa hacerlo (escogen garbanzos de a libra).

Pero lo mas importante es dejar en claro, que se puede enseñar y aprender diseño (aunque en la actualidad se presenten deficiencias), cualquier persona puede ser capacitada para ejercer la profesión. La segregación, es parte de los vicios gremiales que aun perduran, distamos mucho de tener sistemas de enseñanza flexible, abierta y personalizada... nunca he visto algo como un: Aprenda diseño en sistema montessori.

0
0
Horacio Ramírez
Aug 2014

Como comunmente sucede se propone el resultado (educar diseño) pero el medio queda nebuloso, en estas escuelas en especial, distingo una sumatoria de factores pues así como seleccionan minuciosamente, también tienen un claustro de profesores que son diseñadores de primer orden con curriculums ejemplares, y ofrecen los cursos propedéuticos que te menciono, solo me faltaría mencionar su estrategia de vinculación intima asombrosamente eficaz con el medio productivo. Al final es una solución desde varias direcciones.

0
25
Alejandro Valencia
Aug 2014

Y si sustituyes la palabra selección por segregación "diseñadores de "primer orden" (habría que analizar los medios de selección, se selecciona ¿para que?).

Es un modelo educativo el que mencionas, no es el único y no es "el mejor" es obvio que es un sistema élite y a esa élite, le puede ser útil.

Pero ¿como hacer un profesional con un espectro mas amplio de población? Y ten por seguro que se puede, sin limitarnos a lo que existe, porque lo que necesitamos "como humanidad" aun no existe, pero ya se hará y nosotros, deberiamos ser parte de eso...

0
Reply
37
Israel Martinez López
May 2014

La universidad es un espacio que se autoregula, que legitima el conocimiento que ella misma produce. No podemos dejar la responsabilidad, o poner nuestra confianza en ella, pues está impedida para escapar de esta condición.

Pero si es el espacio donde hay lugar para el error, para la prueba, para el experimento, pues ya sea con recurso público o privado la institución provee al estudiante de los recursos y momentos necesarios para ello. Reconosiendolo, el ejercicio profesional y la educación recaen en el individuo, mientras que la institucion es sólo un espacio y una herramienta para tal fin.

1
10
Vícthor Chávez
May 2014

Gracias Israel, muy interesante tu comentario

0
Reply
0
Déborah Moloeznik
May 2014

"Se ha perdido el valor de estudiar diseño porque todo mundo lo ofrece, pocos lo hacen y nadie lo entiende."

Depende de nosotros, los alumnos, y resulta frustrante la situación ya que se comparte salón con otros que no tienen interés: personas sin filtro, conformistas.

Los que logran hacer diseño, ganar concursos, etc. son exhibidos en las escuelas como logro de la institución llevándose el crédito, que quizá no les corresponde, y dándose prestigio para los nuevos inquilinos.

Yo añadiría una queja más: en general me he topado con pocos docentes bien preparados.

2
16
Julio Broca
May 2014

Pocos docentes preparados, coincido. El problema principal no es uno, no es solamente el filtro, creo que ese es el problema menos serio. El más serio es un cuerpo docente que se sabe desechable, sobre explotado. No pienso que la solución sea recibir menos alumnos, en todo caso nos quedaríamos con 20 por generación en las escuelas sonde solo hay un buen profesor.

1
10
Vícthor Chávez
May 2014

Ese es otro tema, los diseñadores que se titulan como profesores sin pasar por el campo profesional.

1
Reply
0
Nacho Butchart
May 2014

La importancia que le dan al dinero es lo que acaba con la enseñanza, con la carrera. Creo que cada uno de estos aspectos los he vivido de forma reciente y he sostenido pláticas con otros compañeros (y profesores) acerca de esto, me he quejado con coordinadores y profesores con argumentos bien sustentados y ¿qué cambios hacen?, ningunos. Pero eso si, siguen diciendo que son los mejores, que ofrecen los mejor, etc. si no hacen nada por de verdad ser los mejores (hasta me enoja estarlo escribiendo).

Pero como lo mencionas, esta en las manos de los alumnos que de verdad disfrutan el diseño.

0
0
Déborah Moloeznik
May 2014

Da coraje.

0
10
Vícthor Chávez
May 2014

Nunca dejes de exigir y menos dejarlo todo en manos de la escuela, sigue adelante, pregunta, experimenta y disfruta el error en la medida que aprendas de él.

0
Reply
0
Alicia Barreto Jaime
May 2014

Es cierto, la experiencia del diseño implica más vivencias que clases en aulas muy equipadas.

Parte del programa de estudios en los primeros semestres debería incluir el desarrollo de un proyecto con un cliente real para que ahí el aspirante descubra si sí es lo suyo o no. En el momento de trabajar, las cosas son muy distintas.

0
10
Vícthor Chávez
May 2014

La experiencia siempre será poca, lo lindo de esta profesión es que siempre aprenderemos algo tengamos los años que tengamos tratando de aprender.

0
Reply
0
Eduardo Venegas Garcia
May 2014

Se lee frustrante pero es totalmente cierto que las Escuelas ven al Estudiante como un recibo de colegiatura. Muy buen articulo! Saludos

0
10
Vícthor Chávez
May 2014

Mejoremos los filtros, sin ser excluyente a o elitistas como bien sugiere Alejandro, pero pongamos cuidado en no vender "recetas de cocina" por colegiatura a gente que no tiene la actitud ni para freír un huevo. saludos y gracias

0
Reply

Upcoming online courses

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
6 Agosto

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019