Mejores preguntas para mejorar los resultados

Hacernos mejores preguntas nos permite alcanzar una mejor interpretación de la realidad que experimentamos, para responder con efectividad y obtener mejores resultados.

Retrato de Fernando Del Vecchio Fernando Del Vecchio Buenos Aires

Seguidores:
715
Opiniones:
20
Votos:
51
Compartir:
Ilustración principal del artículo Mejores preguntas para mejorar los resultados
Creado por freepik

La primera vez que escuché que al cambiar las preguntas podía modificar mi vida, dudé. La segunda vez, probé. La tercera, asentí al haberlo verificado.

Es cierto: cambio las preguntas y cambia mi vida. Porque las preguntas son la consecuencia de lo que llamo «problema». Lo que llamo problema es producto de mi interpretación. Los problemas no son objetivos. Los problemas son subjetivos. Cuando dos personas están hablando de un problema, no están necesariamente conversando sobre lo mismo, porque la interpretación de los hechos que han experimentado es diferente.

Tomemos en cuenta un caso concreto: no tienes trabajo. El problema, según me explicas, es que el gobierno ha hecho algo, o no lo ha hecho. O que los empresarios son tal o cual cosa. O que tus vecinos son esto o lo otro, que las políticas de los países limítrofes permiten o no permiten hacer ciertas cosas, que los inmigrantes, que las nuevas restricciones, políticas, normas, etc. Nada de lo que me cuentas es «el problema». Lo que describes es una serie de circunstancias sobre las que no tienes ningún control, y de acuerdo con tu particular mirada, pueden ser las causas de no tener trabajo.

El problema —la brecha entre lo que es y lo que esperabas que fuese— es que no tienes trabajo y quieres tenerlo. El problema es la diferencia entre lo que quieres que pase y lo que sucede. Adicionalmente, un problema es una situación sobre la que tienes control. Y nada de lo que mencionas como causas está bajo tu control. En definitiva, lo que mencionas como problema, no es el problema. Pueden ser causas que dificultan el conseguir empleo, pero no describen el problema.

Si el problema es esa diferencia entre lo que quieres que suceda y no sucede, donde tienes algún tipo de control sobre las causas que determinan esa brecha, las preguntas que haces son clave para entender qué sucede, determinar cómo ver el problema y trabajar en lo que controlas para administrarlo y/o resolverlo.

Entonces, te preguntas: ¿cómo conseguir trabajo? La pregunta te lleva a una serie de tareas que terminan empleándote, o no. Cambiando la pregunta, modificas la perspectiva de análisis de la situación. Y modificando la perspectiva de la situación, cambian las tareas a realizar para administrar esa situación. Entonces, en lugar de preguntar ¿cómo puedo conseguir trabajo?, pregunta: ¿cómo puedo convertirme en la persona que todo el mundo quiera contratar?

El cambio de la pregunta cambia la perspectiva, desde el «qué tienes que hacer», hacia el «quién tienes que ser» o «en quién te tienes que convertir». En lugar de concentrarte en la forma en que debes seducir al empleador para que te contrate, debes enfocarte en convertirte en la persona que todo el mundo desee contratar. Entonces dejas de intentar trabajar sobre quien contrata (sobre quien no tienes control), para trabajar en tí mismo (sobre quien tienes control).

En lugar de preguntar: ¿cómo puedo bajar de peso?, pregunta: ¿cómo puedo convertirme en la persona que tenga la disciplina de hacer el ejercicio necesario, comer lo que corresponde, para alcanzar el peso que deseo y mantenerme delgado? ¿Cuál es la diferencia? Si la pregunta es ¿cómo puedo bajar de peso?, es probable que hagas dieta y ejercicios. Si la pregunta es ¿cómo puedo convertirme en la persona que tenga la disciplina de hacer lo necesario para alcanzar y mantener el peso deseado?,  la dieta y los ejercicios serán la consecuencia de algo más duradero, que es lograr el compromiso de iniciar ese proceso y la disciplina para mantenerlo.

En lugar de preguntar: ¿cómo puedo vender más?, pregunta: ¿cómo puedo convertirme en el vendedor que proyecta la confianza que requieren los clientes para cerrar la mayoría de los tratos de ventas? ¿Por qué cambiar la pregunta en este caso? Porque en lugar de adquirir técnicas para lograr convencer (o manipular) a los clientes, trabajarás en otros aspectos relacionados con tu crecimiento personal, que deriven en crecimiento profesional y, en consecuencia, mayores ventas.

En lugar de preguntar: ¿cómo puedo hacer para que la gente sea puntual?, pregunta: ¿cómo puedo convertirme en la persona que nadie quiera perder un minuto de su compañía, llegando a tiempo para aprovechar al máximo el suyo? ¿Y en este caso? Cambias la pregunta, porque en lugar de pensar en la forma de castigar a los impuntuales, trabajarás en ti para lograr que la gente quiera llegar puntualmente a verte.

Concluyendo

Cuando cambias la pregunta y la orientas hacia «cómo convertirme en», dejas de pensar en cómo hacer para que los otros acepten, hagan, o dejen de hacer ciertas cosas —algo que no puedes controlar— para dedicar tu esfuerzo en trabajar en ti mismo, sobre quien sí tienes control. El control es una de las claves para identificar qué es y qué no es problema. El control sobre las cosas es algo que tienes que identificar para saber si puedes o no puedes trabajar sobre ellas.

Entonces, cambias la pregunta a partir de identificar sobre qué tienes control, replanteas el problema, orientas tu esfuerzo hacia lo que sí puedes hacer, y cambias tu vida. En conclusión, cambia la pregunta, cambia la meta, trabaja sobre ti mismo y cambia tu vida. La clave es elevar la calidad de las preguntas. Planteate preguntas de calidad para orientar tu energía y atención hacia el trabajo que te permite conseguir la respuesta que resuelve el problema. Obteniendo una respuesta de calidad, te orientas hacia el logro de tus metas. Mejoras la calidad de tus preguntas y mejora tu calidad de vida.

Seguidores:
715
Opiniones:
20
Votos:
51
Compartir:
Código QR de acceso al artículo Mejores preguntas para mejorar los resultados

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 30/07/2018

Fernando Del Vecchio

Más artículos de Fernando Del Vecchio

Título:
Mis clientes no me valoran, ¿qué puedo hacer?
Sinopsis:
Una excelente excusa para no hacernos cargo de una situación que exige nuestra atención: el perfil de diseñador debe transformarse.
Compartir:
Título:
Rechazos positivos
Sinopsis:
Si no trabajamos en la comunicación de lo que somos y lo que hacemos, serán los clientes quienes lo definan de acuerdo a su mejor entender.
Compartir:
Título:
¿Cómo vender diseño?
Sinopsis:
Cuando el concepto de cliente no está claro, surgen dificultades para desarrollar habilidades de gestión que orienten adecuadamente el proyecto profesional.
Compartir:
Título:
¿Cuál es el problema detrás del pedido del cliente?
Sinopsis:
El diseñador debe comprender el problema detrás del pedido del cliente, para poder presentarle una propuesta técnica y económica acorde al nivel profesional que desea proyectar.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Elvira Dominguez
0
Elvira Dominguez
Hace 2 meses

Siempre un cambio de perspectiva (en este caso utilizando las preguntas) será mejor para uno mismo, mejorar como profesional y como persona.

0
Responder
Retrato de Ana Gabriela Cornejo
1
Ana Gabriela Cornejo
Hace 2 meses

Tienes mucha razón, varias veces ocurre que nos planteamos preguntas y nos cuestionamos, pero estamos muy enfocados en los demás más no en nosotros. Esto que has escrito en el artículo nos ayuda a reflexionar y tomar en cuenta que debemos despejar todas nuestras dudas, trabajar sobre nosotros mismos, buscar nuevos objetivos de vida que nos hagan mejorar como personas. Al final, el cambio se comienza por uno mismo, y poco a poco lo contagiamos a los demás.

0
Responder
Retrato de Andres Mendoza
0
Andres Mendoza
Hace 2 meses

Muy interesante artículo y nos da mucho que reflexionar porque si bien es cierto nosotros somos capaces de generar un cien número de hipótesis al momento de enfrentarnos en una situación de trabajo u otra cosa, es común cuestionarse porque somos un espécimen curioso por naturaleza y el ser humano está diseñado para reaccionar. Siempre considero que la lectura y análisis de las cosas son una forma correcta de guiarse y plantearse muchas estrategias para lograr un proyecto excepcional. También considero que hay que ponerse en mente todos los panoramas para generarnos toda clase de dudas e ir por descarte hasta llegar a la mejor solución.

0
Responder
Retrato de Sebastian Suarez
0
Sebastian Suarez
Hace 2 meses

Al crear y diseñar proyectos nos damos cuenta de lo poderosos que llegamos hacer y qué podemos marcar la diferencia gracias a estas indicaciones podemos encaminarnos en la dirección correcta .

0
Responder
Retrato de Christian Benítez
1
Christian Benítez
Hace 2 meses

Nuestro cerebro es una de las cosas más poderosas que existe, es capaz de crear nuevas realidades pero también es capaz de crear problemas donde no los hay y afectar nuestras percepciones. Culpar a otros de lo malo que nos pasa siempre es más fácil que invertir energías en cambiarnos a nosotros mismos y conseguir lo que queremos, el cerebro se empeña siempre en conservar energía. Es por esto que debemos darnos cuenta que si bien existen factores que no se pueden controlar, siempre podemos hacernos mejores planteamientos, mejores metas sin importar las circunstancias.

0
Responder
Retrato de Daniela Zea
1
Daniela Zea
Hace 3 meses

Este articulo es muy interesante, porque la forma como vemos los problemas afecta la manera en que vamos a tratar de solucionarlos. En mi universidad es muy común hacer proyectos en grupo y esta experiencia me ha enseñado que, cuando se trabaja con otras personas, es muy difícil controlar que todos se involucren y no siempre todos ponen de su parte. Pero cuando uno tiene actitud positiva, los demás se dan cuenta de eso y de alguna manera tu influyes para que sean mejores y den más de sí mismos.

Si cambias tu interpretación del problema, y en lugar de buscar causas externas, te preguntas que es lo que tú puedes hacer, vas poco a poco alcanzando esa meta que te propones. Enfocarnos, como tú lo dices, en aquello que está bajo nuestro control.

0
Responder
Retrato de Paulina Rovayo
2
Paulina Rovayo
Hace 3 meses

Algo que me llamo mucho de este artículo es la transición en cuanto a cómo aplicar el contenido tanto en lo laboral como la vida diaria. En varias ocasiones siento que me he encontrado en la situación en la que me cuestiono a mí misma si las preguntas que me hago son las correctas, creo que después de leer este articulo por fin entendí que no. Siempre me pregunte como hacer que las cosas sean mejores, en vez de preguntarme a mí misma como yo ser mejor. Siento que este articulo me ayudo a darme cuenta de que no tengo que esperar a que las cosas pasen, tengo que yo hacerlo, siendo siempre una mejor versión de mi misma.

0
Responder
Retrato de Nicole Crespo
0
Nicole Crespo
Hace 3 meses

Estoy de acuerdo con lo mencionado en el artículo. Al realizar este tipo de cuestionamientos, empezamos a enfocarnos en nosotros mismos y buscamos la forma de mejorar. Este tipo de planteamientos nos ayudan a ver lo que hacemos mal y así tratar de perfeccionarnos día a día. Esto se debe a que nuestra forma de medirnos no es con los demás, sino con nosotros mismos. Tratar de ser la mejor versión de uno por medio de nuevos objetivos que nos hagan mejores seres humanos. Con el tiempo, de forma u otra, los demás también cambiarán debido a que su actitud será distinta puesto que nosotros hemos cambiado de comportamiento con ellos.

0
Responder
Retrato de Miguel Gómez
0
Miguel Gómez
Hace 4 meses

¡Excelente artículo!

0
Responder
Retrato de Miguel Delgado
2
Miguel Delgado
Hace 5 meses

Cómo lo señalas en el artículo, a veces tenemos que plantearnos un cambio de mentalidad, cuestionar lo que estamos haciendo. Pero en ocasiones no podemos ver lo que para otros es evidente, por eso considero que también es muy importante indagar sobre el punto de vista de otras personas, idealmente las que son lo suficientemente honestas para decirte lo que piensan, aún cuando sus respuestas no sean exactamente lo que queremos oír.

0
Responder
Retrato de Melina Estrella
2
Melina Estrella
Hace 5 meses

Es un buen articulo porque te hace tomar conciencia de que no siempre planteamos el problema correcto y por esta razón no podemos salir de las dudas que tal vez no son tan importantes como las que en verdad deberíamos tomar en cuenta para poder obtener el resultado correcto. también creo que descartar los problemas mínimos es una ayuda para llegar al principal y despejar dudas.

0
Responder
Retrato de María Gabriela Medawar
1
María Gabriela Medawar
Hace 5 meses

¡Muy bueno!

Es correcto, así practicaba yo en las clases; y ahora, buscando trabajar, me brindas herramientas generosas para concretarlo.

Me encantaron los ejemplos, muchas gracias.

«Una persona que nunca ha cometido un error nunca intenta nada nuevo», Albert Einstein.

0
Responder
Retrato de Andres Felipe Arango Zapata
0
Andres Felipe Arango Zapata
Hace 6 meses

Excelente, la solución está en cada uno de nosotros y por la rutina en ocasiones vemos los problemas más grandes de lo normal, nos refuerza ser más conscientes

0
Responder
Retrato de Marina Jury
0
Marina Jury
Hace 6 meses

Fantásticas palabras, claras y simple. Gracias

0
Responder
Retrato de Israel Arias Fallas
0
Israel Arias Fallas
Hace 6 meses

Gracias.

Al leerlo viene a mi mente el libro de Stephen Covey, el de Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva.

0
Responder
Retrato de Néstor Damián Ortega
253
Néstor Damián Ortega
Hace 6 meses

Es muy bueno el planteamiento del texto, la pregunta como base de desarrollo y enfoque, generar las preguntas adecuadas es vital para un diseñador ya que ahí radicaran las búsquedas de solución. Saludos Fernando.

0
Responder
Retrato de Gustavo Lorenzo
7
Gustavo Lorenzo
Hace 6 meses

Muy buen artículo Fernando. Y aprovecho para agradecerte la recomendación del libro El arte de hacer preguntas de Mario Borghino. Creo que viene al caso de este artículo.

Gracias.

Abrazo grande.

0
Retrato de Fernando Del Vecchio
715
Fernando Del Vecchio
Hace 6 meses

Si... ese libro es muy bueno. Sin embargo, había escrito el artículo mucho antes de leerlo. Un fuerte abrazo.

1
Responder
Retrato de Germán Rojas Molina
4
Germán Rojas Molina
Hace 6 meses

Excelente reflexión, Fernando. Y más, cuando comienzas por explorar lo que es EL PROBLEMA, uno de los conceptos claves en nuestras actividades relacionadas con la comunicación. Y cuando observamos que incluso a partir de una sencilla investigación de mercados o en la definición de un brief o en la redacción del perfil del consumidor, si sabemos hacernos preguntas más inteligentes, vamos a obtener mejores resultados, el por qué de tu artículo tiene muy buenas respuestas. Algo sencillo y a la vez de gran contundencia. Gracias.

0
Retrato de Fernando Del Vecchio
715
Fernando Del Vecchio
Hace 6 meses

Gracias Germán. En mi primer libro (Diálogos con diseñadores), describo que el problema que un cliente le presenta a un diseñador nunca es de diseño, y que el reto es comprenderlo desde la posición de aquel para presentarle una propuesta valiosa. Luego, el diseñador convertirá ese problema en uno de diseño, con el cual podrá trabajar. Otra implicancia importante en el arte de hacer mejores preguntas, es la capacidad de innovar. Si no hacemos nuevas y mejores preguntas, no tendremos chance. Saludos.

2
Responder

Te podrían interesar

Retrato de Josefina Ramirez
Autor:
Josefina Ramirez
Título:
Hablar el idioma de los clientes
Sinopsis:
Se está revalorizando la idea del diseño como herramienta estratégica para el desarrollo económico. Los diseñadores necesitan aprender a comunicarse en el lenguaje empresarial.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
86
Opiniones:
23
Seguidores:
23
Retrato de Alejandra Flechas
Autor:
Alejandra Flechas
Título:
Diferenciación en la industria del calzado
Sinopsis:
La integración entre los proveedores de insumos, fabricantes, diseñadores y comercializadores en la industria del calzado de cuero y manufacturas es fundamental para mantener la competitividad.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
6
Opiniones:
5
Seguidores:
16
Ilustración principal del artículo Chaski’s blues
Autor:
Victor Garcia
Título:
Chaski’s blues
Sinopsis:
El correo postal es un servicio esencial que usamos los diseñadores para enviar y recibir material impreso, pero es cada vez menos confiable y más oneroso. ¿Fenómeno local o regional?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
18
Opiniones:
17
Seguidores:
189
Retrato de Nelly Paola Armas
Autor:
Nelly Paola Armas
Título:
Inbound Marketing
Sinopsis:
Frente a los cambios tecnológicos, acciones tradicionales de marketing como llamadas telefónicos o anuncios en TV, están perdiendo interés.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
13
Seguidores:
68
Ilustración principal del artículo Para ser más innovador, cámbiate los zapatos
Autor:
Mara Montañes
Título:
Para ser más innovador, cámbiate los zapatos
Sinopsis:
Cada vez más la innovación está siendo un requisito en las empresas y, por lo tanto, una competencia bien valorada en los individuos. Sin embargo nadie nos enseñó a ser innovadores.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
108
Opiniones:
76
Seguidores:
72
Retrato de Juan Carlos Hernández
Autor:
Juan Carlos Hernández
Título:
El mercado siempre tiene la razón
Sinopsis:
Para evitar malentendidos en el ámbito de la comunicación comercial, acerca de la conocida frase: «el cliente siempre tiene la razón».
Compartir:
Interacciones:
Votos:
22
Opiniones:
13
Seguidores:
113
Retrato de Raúl Belluccia
Autor:
Raúl Belluccia
Título:
El diseño gráfico en su techo de calidad
Sinopsis:
Una reflexión sobre la existencia de ejemplos de alta calidad en todo tipo de mensaje diseñado, y la dificultad de superarlos.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
22
Opiniones:
5
Seguidores:
725
Retrato de Victor Siliceo
Autor:
Victor Siliceo
Título:
Una lección de negocios que le dieron a Steve Jobs
Sinopsis:
Una anécdota de su vínculo con Paul Rand que puede ayudar a mejorar la relación cliente-diseñador.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
162
Opiniones:
108
Seguidores:
8

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
4 Marzo

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
8 Abril

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
20 Mayo

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
24 Junio

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
2 Septiembre