Miguel Prada

Claves inspiracionales proyectuales para el diseño con identidad

Cómo instrumentar rasgos y señas de identidad cultural para ponerlos al servicio del diseño.

Seguramente hemos recibido todo un abanico de términos cuando tratamos de responder a la pregunta: ¿que es cultura? Entre esas variopintas definiciones, tenemos: lo que realmente somos, lo que nos caracteriza, lo que nos diferencia de otras «culturas», el fenotipo, las cosas que hace una Sociedad, el adelanto tecnológico, las tradiciones y las costumbres, y un largo etcétera.

Según Alvear Acevedo en su Manual de la historia de la cultura (2004),1 culturalmente somos dos cosas: las cosas que hacemos que pueden convertirse en «bienes» y las formas más elevadas de la inteligencia humana. Por otro lado podemos tomar la definición de Pablo Bartolo en Introducción al pensamiento científico (2000), que propone una taxonomía para los objetos —también desde la cultura—, y define de forma muy objetiva la cultura de los objetos y el objeto cultural.

El objeto cultural

Es una entidad que se caracteriza por participar de la naturaleza de los objetos reales, (de la cultura de los objetos) y de los objetos ideales sin confundirse con ellos. Pensemos en una lanza de piedra y una bayoneta: ambos pertenecen al constructo mental que se corresponde con el de «arma para herir», pero son distintos en cuanto a su material y su ubicación histórica.

Sintácticamente podemos diagramar un flujo conceptual y práctico para demostrar aquello que hace viable al objeto dentro del mundo de lo real, y que lo convierte en objeto cultural: el objeto esta hecho de un «sustrato material», y tiene una significación «mental y espiritual», la cual viabiliza su existencia; esta significación además le aporta esencia haciéndolo trascendente dentro de lo que la humanidad «considera importante».

La interacción con estos objetos, desencadena relaciones causa y efecto y un «despliegue espiritual», el cual está íntimamente ligado con su propia permanencia y pre-eminencia dentro del universo de las cosas.

La cultura de los objetos

Es el resultado de la agrupación de objetos en un momento y lugar determinados que se corresponden con un saber hacer, con una habilidad de manufactura, y una causalidad de uso que justifican su existencia. La cultura de los objetos termina por convertirse en el verdadero hallazgo, ya que a partir de ella —como si de arqueología se tratara—, podrán hacerse inferencias importantes acerca de todos los aspectos pertenecientes a la Sociedad que en su momento albergaba toda una serie de elementos y cosas; esas inferencias gravitarán sobre muchos aspectos no sólo técnicos y de producción, sino también sociales, culturales, económicos, costumbristas, etc.

Por ejemplo, los objetos de la cultura precolombina Quimbaya2 muestran en sus diseños, formas globulares, utilización de pinturas monocromas y policromas, adornos con dibujos geométricos, hombres y mujeres de ojos semi-cerrados y rostros complacidos, poporos de estilizados diseños y cuellos de vasijas, todos con un cuidado altísimo por el acabado, la estética, el equilibrio y la belleza.

En este caso, fácilmente y a través de estos objetos, podemos inferir, que los Quimbayas eran una cultura, con una sensibilidad artística importante. Por otro lado hablamos de una nación rica, cuya moneda de cambio era el oro, el cual poseían en abundancia, pues el noble metal estaba presente en la mayoría de los hallazgos atribuidos a esta cultura, etc. Podríamos hilar mucho más fino dentro de las características de los objetos para formular otras cuestiones, acerca de su cosmogonía, de sus jerarquías y formas de gobierno, y claro, de sus costumbres, pero no es ese el objeto de este texto.

Otro ejemplo puede ser el de los objetos en la cultura precolombina San Agustín.3 Su trabajo era monumental. Se trataba principalmente de escultórica, monolitos tallados en granito y feldespato a fuerza de cincel y mazas de piedra dura (por ejemplo de pedernal), es evidente a través del análisis visual de estas obras, su profunda devoción hacia seres propios de su cosmogonía. El nivel de acabado no era muy detallado, lo cual no opaca, la belleza de estas realizaciones; en cambio, tienen un nivel de abstracción y síntesis, muy importante, que parece capturar todo el poder aspiracional y místico de estas deidades, materializándolas para los miembros de su comunidad.

Estas realizaciones requerían de mucha más dedicación y de un diseño previo, muy bien planeado y pensado. Ello nos informa de una cultura interesada en aspectos elevados espirituales. Además también indica que se trataba de una cultura sedentaria, pacífica y agrícola —sobre todo del maíz, que además de sustento también era moneda de intercambio—.

Otro hecho curioso, es la relación y similitud entre toda la escultórica precolombina suramericana, desde los indios pueblo, hasta los mapuches en el extremo sur del continente; en algunos casos es asombrosamente parecida, como es el caso de las escultoras del doble Yo, de los Tierraadentro en Colombia y de los Mayas en México.

Debemos retomar de nuevo al concepto de la «cultura de los objetos»: es muy probable que el pueblo de San Agustín terminara legando su patrimonio de maestros escultores; no eran un pueblo beligerante, y ante el poderío de otros, fueron siendo absorbidos por diferentes culturas que pasaron o dominaron sus tierras en diferentes momentos históricos, para terminar replicando sus saberes y su arte, de generación en generación, en lugares diferentes a su tierra natal.


Cabeza de jaguar en arcilla de la Cultura Tumaco (Museo de Ceramica, Bogota).

Un tercer ejemplo  son los objetos en la cultura precolombina Colombiana Tumaco.4 Los Tumaco, no llegaron a lograr el avance de otras culturas como la Quimbaya o la Muisca; eran nómades, cazadores y guerreros. Por ende, sus realizaciones no eran de carácter muy permanente, apenas trabajaban la arcilla en su forma más elemental (cocida al sol), poseían un amor profundo por una de sus deidades animales, el Jaguar, a quien conocían y veneraban tanto, llegándo a convertirlo en una constante en sus representaciones artísticas, sobre todo cerámicas. Este «Felino» amor fue, paradójicamente, una de las principales causales de su desaparición, ya que en su afán de representar lo más fiero de la esencia de sus deidades, diseñaron y produjeron objetos de una belleza incomparable, pero que a los ojos de los desprevenidos, santurrones y belicosos españoles, parecían representaciones del mismo diablo, hecho que les valió para ser perseguidos y exterminardos.

Señas y rasgos de identidad

Las señas de identidad, los rasgos, son aquellos detalles más significativos que primero se perciben al momento de entrar en contacto con un grupo cultural específico. Se hacen muy evidentes cuando ponemos en contraste un escenario, un protocolo de actuación, unas actitudes y comportamientos con nuestra propia forma de hacer las cosas.

La naturaleza de las señas de identidad, es múltiple, contempla aspectos diversos, tales como: lingüísticos, costumbristas, artísticos, sociales, y hasta económicos. Las señas se convierten en un patrimonio real, tangible de una sociedad determinada. Son patrimonio, pues en cualquier momento se pueden capitalizar, utilizar y sacar provecho de ellas.

El ejercicio de la observación como acto primigenio de diseño es un buen método para la definición y el acerbo de este patrimonio. Está en la habilidad del creativo el descubrirlas para luego usarlas en su propio beneficio. Seguramente hemos escuchado expresiones que hacen referencia a que tal o cual objeto es fiel representante de una cultura específica; esto se debe a que el diseñador en su momento supo identificar ciertos rasgos de ella, y aplicarlos a su diseño.

Author
Miguel Prada Barranquilla
  1. Acevedo, Carlos Alvear (2010) Manual de historia de la cultura, Editorial Limusa.
  2. Ver imágenes de la cultura Quimbaya en banrepcultural.org.
  3. Ver Cultura San Agustín en Wikipedia.

Published on 05/08/2015

IMPORTANT: This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Instead, we suggest and value a partial reproduction, also including the name of the author, the title and the source (FOROALFA), a link to this page (https://foroalfa.org/articulos/claves-inspiracionales-proyectuales-para-el-diseno-con-identidad) in a clear and visible place, inviting to complete the reading.

Autor:
Miguel Prada

More articles byMiguel Prada

Article:

Nuevos paradigmas para la docencia en Diseño Industrial

Followers:
7

Related

Illustration:
Fernando Moiguer
Author:

Fernando Moiguer

Title:

Las marcas y el rompecabezas de la identidad

Synopsis:

En un tiempo en que las identidades personales carecen de referencias fuertes sobre las cuales apoyarse, el discurso de las marcas da pie a los individuos para construir sus personalidades.

Votes:
63
Comments:
35
Followers:
24
Idioma:
ES
Illustration:
Guillermo Dufranc
Author:

Guillermo Dufranc

Title:

Honestypack: a evolução do branding no packaging

Synopsis:

O fenômeno das marcas que querem dizer que são «honestas» por meio do desenho estrutural e gráfico, está criando um novo padrão na comunicação.

Translations:
Read in spanish
Votes:
1
Followers:
349
Idioma:
PT
Illustration:
Félix Beltrán
Author:

Félix Beltrán

Title:

Book: Historia Mundial do Design

Synopsis:

Entrevista a Victor Margolin em relação ao seu livro «World History of Design», uma obra inigualável onde apresenta a sua extensa pesquisa e opinião sobre o tema.

Translations:
Read in spanish
Votes:
9
Comments:
2
Followers:
49
Idioma:
PT
FOROALFA ISSN 1851-5606 | Contactar | Publicidad | ©Luciano Cassisi 2005~2016