La importancia del concepto

Hoy muchos diseñadores se desentienden completamente del proceso de conceptualización que precede a la idea.

Retrato de Alejandro Ayala Alejandro Ayala Fort Lauderdale Seguidores: 23

Opiniones:
89
Votos:
184
Compartir:
Ilustración principal del artículo La importancia del concepto

Una nueva y considerable ola de diseñadores emergentes (y otros no tanto), al momento justo de gestar un proyecto, se desentienden completamente del complejo proceso de conceptualización que precede, y a su vez conlleva, a la idea en sí. Al parecer, las ideas de estos entes vienen dadas por obra y gracia de vayusté a saber qué o quién, lo que da como resultado soluciones que no tienen ningún argumento lógico que aporte unas bases firmes en donde se pueda apoyar el artículo, producto u otros, que se desea promocionar.

En mi afán de arraigar en la delicada mente de los creadores, creativos y diseñadores la importancia vital del concepto, que hoy en día (por lo menos en mi país) parece olvidado, he decidido citar un fragmento del libro «Decálogo del perfecto creativo», de mi autoría en conjunto con Luis Pérez. A continuación el fragmento:

Conceptualización gráfica

Todo proceso creativo depende para su gestación, desarrollo y puesta en práctica de una previa conceptualización, por ende, no toda idea aparece como se está acostumbrado a pensar: «de la nada» (como la clásica escena de la bombilla encendida). Por el contrario, ésta depende de un complejo y puntual proceso de conceptualización, un detenido análisis de factores y condicionantes, de los cuales su aparición debe su todo. El primero de esos pasos no es más que el simple y a su vez delicado ejercicio de entender y hacer suyo el concepto generador, ese ente complejo que condujo a la idea. ¿Cómo se hace eso? Bueno, por rimbombante que suene el título, un concepto generador no es más que entender a plenitud tres premisas básicas de ese ente: ¿Qué es?, ¿Cómo es?, y por último pero no por ello menos importante, ¿Para qué es? Tan simple y complicado como eso.

Se debe entonces plantear un escenario donde se coloque el objeto o sujeto en cuestión frente a un telón de fondo neutral, no el clásico trapo de tela roja aterciopelada, ¡no!, algo mucho más vacío y omisible, imaginando entonces un enorme fondo blanco; luego de posicionado frente a éste, preguntarse entonces: ¿Qué es? La respuesta no es más que la esencia del mismo, no su aspecto exterior, ni mucho menos interior; en esta premisa en cuestión, no se trata de características estructurales, se trata netamente de características físicas, de pertenencia, relativas al acto simple de existir.

Una vez establecida la primera premisa y teniendo claro el qué, se procede entonces a analizar y registrar detenidamente las características estructurales, poniendo cuidado de no omitir aspecto o detalle alguno del mismo por insignificante o banal que parezca, recordando que tal vez la omisión más pequeña puede poner en riesgo la comprensión absoluta del todo. Aspectos tan determinantes como textura, dimensión, color o contorno son tan vitales como aquellos casi imperceptibles a un análisis poco detallado, como lo son los contrastes, el lenguaje lineal o algún elemento de complejidad estructural o características internas, por mencionar algunos. Esto resuelve la pregunta del ¿Cómo es?

Ya teniendo bien en claro la esencia y apariencia, se debe responder la última premisa, que no es más que el uso específico de ese determinado ente, pero un uso no se define con sólo conocer cuál será la actividad que desarrolle o se desarrolle con un sujeto u objeto, va un poco más allá e involucra no sólo la acción sino también al ejecutante de la misma, derivando entonces de un ¿Para qué? un ¿Quién? ¡Sí!, un ¿quién?, ya que no hay acción posible sin un ejecutante, aunque éste sea potencial. Todo se crea, genera y desarrolla para cumplir una función, para solventar una necesidad, es por ello que es tan importante conocer el uso y las posibles implicaciones tanto como conocer para quién o quién está detrás de la creación del ente, imaginando que todo el grupo de factores físicos y estructurales pertenezcan a un gran predicado creativo: los aspectos funcionales representan el verbo y el posible ejecutante se desenvuelve como sujeto, creando así una perfecta fusión de sujeto, verbo y predicado conceptual, algo tan perfecto y equilibrado como una oración creativa.

Resuelto el acertijo vital de estas premisas, se obtiene de forma automática una definición real de lo que se posee, la simple raíz del proceso creativo y por ende su factor más importante, el concepto generador.

Ya con la certeza de poseer un concepto generador bien fundamentado, se da inicio al proceso creativo, que envuelve la serie de pasos que transcurre y conlleva de dicho concepto a la creación de una idea; pasos simples en cuanto a definición pero complejos en lo que a desarrollo se refiere. Esta serie de pasos varía de acuerdo a lo que se posee pero responde a no más que a una búsqueda de un «cómo» hacer que ese concepto generador sea presentado, conocido y divulgado a la masa. De este proceso arduo de pensar y repensar los «cómo» (brainstorming), nace inevitablemente un grupo de ideas, de las cuales sólo la que responda positivamente a toda interrogante o prueba a la que sea sometida verá la luz de la bombilla, será el puntal del proceso de conceptualización gráfica, el único sentido de ser del mismo, mientras que sus hermanas de pensamiento, es decir, las otras ideas gestadas, serán descartadas, mas nunca desechadas.

Es entonces la «idea» la verdadera razón de ser de la conceptualización gráfica, de ésta depende todo, jamás deberá morir, ya que posee el don de poder redireccionarse, reinventarse, ajustarse o replantearse, dependiendo de las necesidades o los vacíos a llenar.

Aunque es producto de un proceso del pensamiento, de una explosión de genialidad o una explosión mental, se fundamenta en un proceso vivencial, totalmente real y tangible; es por ello que posee la particularidad de adaptarse a los lineamientos conceptuales preestablecidos por su creador, es capaz de responder a condicionantes y a transitar el largo camino que conduce hacia la factibilidad.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora! Necesitamos tu ayuda para continuar produciendo contenidos gratuitos. Considera apoyar el trabajo de FOROALFA con una donación de cualquier valor en PayPal.


Este video podría interesarte👇👇👇

Retrato de Alejandro Ayala Alejandro Ayala Fort Lauderdale Seguidores: 23

Opiniones:
89
Votos:
184
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo La importancia del concepto

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Gustavo Vargas
0
Gustavo Vargas
Hace 2 meses

muy acorde con el proceso conceptualista nombrado , por que el diseñador es de manera clave para realizar y plasmar las ideas para asi llevarlas a cabo y construir mas que un centro de compra un centro de experiencia

0
Responder
Retrato de Cesar Dueñas
0
Cesar Dueñas
Hace 3 meses

El proceso de conceptualización es uno de los procesos claves que tiene un diseñador porque de esa manera puede asimilar y plasmar sus ideas de una manera más sencilla y de forma correcta porque si no estaría con la pregunta ¿qué hago? y ese un grave error porque si de diseñara sin un concepto todas las personas serian diseñadores y no habría un diferenciador que separe a los expertos en diseño de una persona cualquiera.

0
Responder
Retrato de Martha González
0
Martha González
Hace 3 meses

la idea generadora guiando hacia un concepto que permita hacer un diseño bien estructurado . y con las preguntas se auto construye y perfecciona.. gracias muy buen articulo-

0
Responder
Retrato de David Pow
0
David Pow
Hace 5 meses

Es verdad, actualmente la mayoria de los diseñadores deja a un lado lo concptual y va a desarrollar de una la idea de lo que quiere escuchar el cliente.

0
Responder
Retrato de Amanda Lemus
0
Amanda Lemus
Hace un año

Concepto: Sujeto, verbo y predicado... excelente post, saludos.

0
Responder
Retrato de Valeriana Jaquez
0
Valeriana Jaquez
Hace un año

es muy cierto lo que mencionas, hoy en dia se olvidan sobre la parte de conceptualizar,en una epoca tan saturada donde todo se valoriza, lleno de cambios constantes e innovaciones en todo tipo de campo laboral y personal, donde todo rapidamente se puede sobre valorar o se lo contrario, depreciar , es importante el concepto que buscas dar a conocer o la historia que quieres contar. Aveces nos dejamos llevar mas por la parte de la idea.

Entonces que es mas importante la idea? o el Concepto?...

Para mi lo mas importante; mas que la idea.. es la historia detras que daras a conocer o que buscas contar, para formar un vinculo con el receptor. Y esto es super importante como cuando comparas un buen filme a uno malo.

La conceptualizacion es tener muy bien definido todo lo que quieres expresar y quieres dar a conocer. Es como si fuera el sazón de la comida.

0
Responder
Retrato de Xiomara Sandoval
0
Xiomara Sandoval
Sep 2016

Las personas no manejamos los mismos conceptos, porque cada uno forma sus conceptos o forma de pensar , analizar y ver las cosas, en base a las vivencias.

Aqui es donde podemos expandir nuestra creatividad y la forma en que componemos las cosas,para que otras personas aprovechen el arte,diseño e innovación y que cada uno de los diseñadores haga las cosas de corazón y que se apasione por los diseños.

0
Responder
Retrato de Dorys Yalile Espinosa
0
Dorys Yalile Espinosa
Sep 2016

Es un excelente artículo dado que parte desde la planeación respondiendo al qué, el cómo, y para quién, permitiendo a los diseñadores gráficos aplicar el decálogo del perfecto creativo, redundando en el tema de escaparatismo, vitrinismo en los espacios comerciales, y a su vez rompe los paradigma reflejando atracción a los transeuntes. Un gran reconocimiento para los diseñadores que utilizan el ciclo PHVA.

0
Responder
Retrato de Johanna Gutierrez
0
Johanna Gutierrez
Jul 2015

Me gusto este articulo, va directo al punto. Es cierto que muchos de los diseñadores caigan en ese error tan comun, pues al querer hacer una propuesta o salir rapido ya sea de un cliente, un trabajo o proyecto , se pasan la vida trayendo cosas de la nada.

¿Donde queda la parte que enamora, que endulza o le pone picante al proyecto? los referentes, las salidas, llenar tus ojos, oidos de informacion, encantarte con sabores y olores que motivan, ayudando a encontrar esa inspiracion tan anhelada. los conceptos no son estáticos, definitivos o absolutos, sino que se hallan en estado de desarrollo, de cambio y progreso. Por esto las grandes ideas nos encontraran cuando estemos trabajando, no llegaran de la nada hasta llegar al punto de hacerlo un elemento Tangible. la exploracion es algo fundamental por esto siempre recuerdo un libro "Roba como un Artista " de Austin Kleon. nos hace despertar y ser mucho mas sencibles al comenzar un proyecto, o simplemente a OBSERVAR detenidamente.

1
Responder
Retrato de Luz Clavijo
0
Luz Clavijo
Jul 2015

Me gusta el articulo por que sienta al creativo en la realidad, no es hacer las cosas por hacerlos y votar ideas de la nada, se deben tener claras y concretas respecto de lo que se quiere mostrar, teniendo en cuenta los pasos para el proceso creativo, definir el concepto generador que es, como es y para que es, obteniendo finalmente el concepto generador con certeza. Ello nos lleva al proceso creativo el como hacer que el concepto generador sea presentado, conocido y divulgado a la gente, naciendo las ideas que queremos presentar al publico, analizando cuales nos sirven o cuales no y descartando las que no. Finalmente nace la IDEA a desarrollar que es la verdadera razón de la conceptualización gráfica, y que es modificable y adaptable a lo que necesita su creador en un tiempo y momento determinado transitando hacia ese camino que todos los creativos buscamos.

0
Responder

Te podrían interesar

Ilustración principal del artículo ¿Dónde está la inspiración?
Autor:
Martina Flor Arce
Título:
¿Dónde está la inspiración?
Sinopsis:
Un cuestionamiento del imaginario común acerca de la posesión de la creatividad.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
294
Opiniones:
175
Seguidores:
66
Retrato de André Ricard
Autor:
André Ricard
Título:
Definir territorio
Sinopsis:
Extracto de mi libro «Hitos del diseño», donde acoto el ámbito creativo que le corresponde al diseño.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
42
Opiniones:
9
Seguidores:
480
Ilustración principal del artículo Qué es un programa de diseño
Autor:
Norberto Chaves
Título:
Qué es un programa de diseño
Sinopsis:
¿Cuál es el verdadero sentido de la conceptualización previa al diseño? ¿Qué papel juega la cultura y la creatividad del diseñador?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
82
Opiniones:
21
Seguidores:
3559
Ilustración principal del artículo Qué es una marca optimizada, cuándo y para qué sirve
Autor:
Luciano Cassisi
Título:
Qué es una marca optimizada, cuándo y para qué sirve
Sinopsis:
La especialización en diseño de marca en contraste con las necesidades reales del alto rendimiento marcario.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
66
Opiniones:
15
Seguidores:
1666
Ilustración principal del artículo Discontinuidad del espacio basura
Autor:
Ingrid Alicia Fugellie Gezan
Título:
Discontinuidad del espacio basura
Sinopsis:
Crítica al enfoque ahistórico que asume el arquitecto holandés Rem Koolhaas en su libro «Espacio basura» publicado en 2007.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
9
Seguidores:
27
Ilustración principal del artículo Del ciudadano productor al ciudadano creativo
Autor:
Manuel Martínez Torán
Título:
Del ciudadano productor al ciudadano creativo
Sinopsis:
Asistimos a un momento crucial en muchos casos, donde estamos pasando de un diseño orientado hacia las personas, a un co-diseño realizado por las personas.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
13
Opiniones:
2
Seguidores:
78

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

Claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

20 horas (aprox.)
1 noviembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 diciembre

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

15 horas (aprox.)
1 enero

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

20 horas (aprox.)
2 febrero

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

30 horas (aprox.)
2 marzo