La antropología y las expresiones creativas

La antropología como expresión del conocimiento puede ser corrompida si el analista es corrupto en sí mismo.

Retrato de Erick Bojorque Erick Bojorque Manta Seguidores: 17

Opiniones:
0
Votos:
14
Compartir:

Existe una realidad que es la antropolog√≠a como ciencia y otra que son las expresiones creativas identificadas como los elementos culturales de una sociedad.¬†No podr√≠amos prescindir del ser humano convertido en la raz√≥n misma de la antropolog√≠a y en la unidad b√°sica de una condici√≥n social que se expresa. La persona, el individuo social, es en realidad el principal protagonista de toda escena y situaci√≥n de vida y de cada ciencia, teniendo la antropolog√≠a una particular salvedad que la distancian beneficiosamente de las dem√°s condiciones. Esa salvedad es el hecho de que, en esencia, la antropolog√≠a estudia la condici√≥n humana, estudia al hombre mismo, se estudia a s√≠ misma, lo cu√°l la privilegia; pues: ¬Ņacaso existe otra manera de comprender el mundo, la vida, si no es comprendi√©ndose a uno mismo?¬†No puede existir expresi√≥n creativa si no existe en principio alguien que la encuentra, alguien que ha hecho su propio estudio antropol√≥gico.

¬ęDeseos de conocer lo desconocido, de controlar lo incontrolable y de traer orden al caos tienen su expresi√≥n entre todas las gentes¬Ľ.

(Kottak: 4)

Entre la humanidad entera. Las preguntas claves, las preguntas falaces y aquellas terribles sobre la existencia nacen del deseo. No podr√≠amos establecer una fuerza mayor para mover las riendas del aparataje humano, ni podr√≠amos encontrar raz√≥n en ello,¬†pues el pensamiento venido de imaginarios, de ideas, de ilusiones, no logra asidero si el deseo no insiste en conseguir su manifestaci√≥n. El deseo es, por antonomasia, el audaz enemigo que quiere lo imposible y el imponderable argumento de la acci√≥n personal y por tanto del colectivo. Sin el deseo, la maquinaria, el dispositivo, la positividad, no logran adelantar su marcha. Existe deseo en el ni√Īo que busca con af√°n seguridad y existe deseo en la tribu ancestral que requer√≠a respuestas a su condici√≥n de vida. Ese impulso que galopa en el interior de cada ser humano, en el coraz√≥n de su comunidad, es el impulso que agiliza para bien o para mal, sin que ninguno sea en esencia da√Īino ni beneficioso, la apuesta por el vivir, por el sobrevivir, por el ser.

Como somos la viva manifestaci√≥n del deseo, entonces el hambre por conocer se mantiene en estado de permanente latencia,¬†como la noche espera el atardecer o como la melod√≠a a su creador, pues la novia que es el suceso espera a su pr√≠ncipe azul el conocer sin la certeza de que llegare a aparecer. En el fondo mismo de la nadidad, en la profundidad del vac√≠o, sabemos que el conocimiento es inherente a nuestra realidad ignota, a nuestra esencia perdida, y por ello lo buscamos con la desesperaci√≥n del padre amoroso a por su hijo robado; robado, pues estuvo en nosotros y en alg√ļn momento, en alg√ļn esquema nos deshicimos de √©l o √©l se deshizo de nosotros, oblig√°ndonos a llenar ese hueco, ese vac√≠o con la corrupci√≥n de lo sobrepuesto, de lo impropio hasta el punto de percibirse en el devenir que ¬ęno hay nada natural en el ser humano¬Ľ¬†(Cao: 233). Ese mismo deseo multiplicado por la familia, por la comuna, por el conglomerado, se manifiesta a raudales en ansias m√≠ticas, ancestrales, esot√©ricas, acad√©micas, creando un propio argot, un propio lenguaje, un propio esquema de funcionamiento ¬ęque hace referencia a la coherencia simb√≥lica del conjunto de las pr√°cticas de un grupo particular¬Ľ¬†(Cao: 234). Nace as√≠ lo desconocido, aquello obvio y no visto, aquello imperturbable, dormido y hermoso, rozagante y arom√°tico,¬†que ha de ser tomado, asido y conquistado por el ansia de tenerlo: el conocer.

Con el conocimiento el ser humano se encanta y flirtea la arrogancia. Ya todo est√° bajo control, ya todo est√° dispuesto para vivir sin la zozobra de lo desconocido. Quiere imaginar que lo adquirido en sapiencia es lo real. Quiere ajustar toda la expresi√≥n natural a su descubrimiento y por todos los medios se idea grandes tertulias te√≥ricas para sostener lo incontrolable, sin comprender que¬†no se ¬ępretende generalizar la particularidad, sino particularizar la generalidad¬Ľ (Sandoval: 69). Goza por un instante de su ensimismamiento. Cree por todos los medios que el ¬ęeslab√≥n perdido¬Ľ est√° presente y el ¬ęmono que habla¬Ľ que ha surgido. Elucubra y somete todo juicio a una realidad que es aparente. La antropolog√≠a se vuelve esclava de la perversidad. Ya no es un estudio serio del ser humano sino una pantalla sobre la que se proyectan supuestos, sobre la que se proyectan artificios sin raz√≥n. Mira el antrop√≥logo lo desconocido y lo controla con el intelecto minado de falacia ancestral. ¬ŅC√≥mo podr√≠a el investigador ser un observador pertinente, un personaje imparcial y justo si no ha tenido contacto con la verdad, con la esencia, con su propio y aut√©ntico conocimiento, si no ha logrado su propia realizaci√≥n, si no ha decantado sus deseos, si ha dejado la corrupci√≥n de lo impuesto?

Un hecho creativo es la viva manifestación del conocimiento logrado tras un evento tal. Existe creatividad en quién soluciona un problema como en el que desplaza un paradigma por otro. Existe creatividad en manifestar lo obvio, en lo que siempre estuvo ahí sin ser notado y que la genialidad puso en evidencia. Existe creatividad siempre en el silencio de pensamientos. Quién bulle de pensamientos no logra el conocimiento, no logra la creatividad. Basta con oír al maestro exhortando a sus discípulos a poner atención a sus palabras para que logren aprender.

¬ęUna sociedad que no tiene un mito para soportarla y darle coherencia se disuelve¬Ľ (Campbell: 2). El mito, aquella fabulosa narraci√≥n que explica la realidad, no es m√°s que el conocimiento de algo aprehendido individualmente y llevado al colectivo. Sin √©l no existe trascendencia para un grupo tal. El mito explica la forma, el modo y la traves√≠a que tuvo el conocimiento en el avatar, el iluminado, el semidi√≥s y la manera en la que se impregn√≥ en √©l. Ahora se narra, se cuenta, se a√Īade y se tergiversa, pero sostiene la identidad. ¬ŅC√≥mo podr√≠a lograrse la capitulaci√≥n de un pueblo si no es destruyendo sus saberes? ¬ŅC√≥mo podr√≠a mantenerse un conglomerado humano si no es a trav√©s de pseudo-verdades que se transmiten de generaci√≥n en generaci√≥n? ¬ęLa cultura se origina en conceptos inconscientes, mientras que la identidad, necesariamente consciente, hace referencia a la diferenciaci√≥n cultural, que implica a la vez inclusi√≥n y exclusi√≥n¬Ľ¬†(Cao: 235).

Conclusión

Por lo tanto, las expresiones creativas nacen como manifestación del conocimiento encontrado a priori por un investigador preparado, sobre un acontecimiento o suceso más específicamente llamado situación, de donde pudo extraer ciencia, arte, filosofía y mística, los cuatro pilares de la sabiduría; para luego expresarlos, manifestarlos físicamente en sendos artilugios auditivos, táctiles, gustativos, visuales, olfativos, los cuales se convierten en verdaderos significantes de la cultura y en significados de la identidad llevados, en muchos de los casos, a referentes inmateriales o materiales.

El investigador preparado se convierte por derecho propio en el antropólogo de sí mismo, en el ardiente escrutador de la propia verdad, de la esencia y quinta esencia de su propia manifestación, de sus ciclos de vida.

Retrato de Erick Bojorque Erick Bojorque Manta Seguidores: 17

Opiniones:
0
Votos:
14
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués


Bibliografía

  • Campbell, Joseph. El mensaje de la mitolog√≠a.
  • Cao Leiva, Mar√≠a Victoria -¬†Cuche, Denys: La noci√≥n de la cultura en las ciencias sociales. Buenos Aires: Nueva Visi√≥n, 2004.
  • Kottak, Conrad Phillip. Antropolog√≠a Cultural. McGraw-Hill. PDF.
  • Sandoval Lutrillo, Mar√≠a Antonieta. T√ļ: moda y belleza m√°s all√° del texto, un an√°lisis de recepci√≥n. Cap√≠tulo 5.¬†Metodolog√≠a Etnogr√°fica. Tesis Licenciatura. Ciencias de la Comunicaci√≥n. Departamento de Ciencias de la Comunicaci√≥n, Escuela de Ciencias Sociales, Universidad de las Am√©ricas Puebla¬†(Noviembre).
Código QR de acceso al artículo La antropología y las expresiones creativas

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Erick Bojorque

Más artículos de Erick Bojorque

Título:
¬°Los sismos no hacen caer las casas!
Sinopsis:
El profano califica de ¬ędesastre¬Ľ al evento natural. Una mirada de los hechos permite comprender que son las acciones humanas las que convierten un sismo en cat√°strofe.
Compartir:
Título:
Arquitectura energética consciente
Sinopsis:
Comunión del conocimiento arquitectónico con el conocimiento energético dimensional.
Compartir:
Título:
La burbuja del arte: ¬Ņrealidad o ficci√≥n?
Sinopsis:
Las obras de arte contempor√°neo tienen una extravagante manera de manifestarse en el mercado. Lo llaman ¬ęburbuja¬Ľ, pero un an√°lisis directo descubre la verdad sobre este tema.
Compartir:
Título:
El arquitecto ¬Ņes un investigador social?
Sinopsis:
Hacer proyectos arquitectónicos que destacan los palafitos, con nuevos conceptos y reinterpretaciones, es una muestra de poca profundidad en el análisis de la necesidad social.
Compartir:

Debate

Logotipo de
Mi opinión:

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Te podrían interesar

Retrato de Hector Bruguera
Autor:
Hector Bruguera
Título:
Ser un nuevo rockstar del dise√Īo
Sinopsis:
¬ŅLos futuros dise√Īadores pueden crear una imagen personal sustentable sobre cualquier escenario que presente el mercado?
Traducciones:
Compartir:
Interacciones:
Votos:
35
Opiniones:
10
Seguidores:
30
Ilustraci√≥n principal del art√≠culo ¬ŅEst√°s cansado?, ¬°esto es apenas el comienzo!
Autor:
Camilo Londo√Īo
Título:
¬ŅEst√°s cansado?, ¬°esto es apenas el comienzo!
Sinopsis:
Por estos d√≠as he encontrado una absurda cantidad de quejas y hartazgo por parte de los creativos y dise√Īadores a nivel mundial.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
10
Opiniones:
7
Seguidores:
0

Próximos cursos online

Desarrollamos para ti los mejores cursos online de actualización profesional, que te permitirán formarte y especializarte de la mano de renombrados especialistas

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el dise√Īo de s√≠mbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
24 Junio

Branding: Dise√Īador y Cliente

Branding: Dise√Īador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
2 Septiembre

Relecturas del Dise√Īo

Relecturas del Dise√Īo

Una inmersi√≥n en el discurso sobre el dise√Īo para despejar sus nociones m√°s controvertidas: creatividad, innovaci√≥n, arte, tecnolog√≠a, funci√≥n social...

4 semanas
16 Septiembre

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
30 Septiembre

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
21 Octubre