En la ciudad hostil

El famosísimo escritor, creador de las aventuras del capitán Alatriste y miembro de la Real Academia Española, apunta contra el urbanismo oficial de una Madrid que trata sin cariño a sus propios habitantes.

Arturo Pérez-Reverte Cartagena
Followers:
76
Comments:
69
Votes:
98
Compartir:

Qué repelús me dan los talibanes, pardiez. Incluso –éramos pocos y parió la abuela arquitecta– los que trabajan sobre una mesa de diseño y tienen un diploma colgado en la pared. Recuerdo, y supongo que ustedes también, cuando Madrid era una ciudad para caminar por ella, sentarse en sus plazas y tomar el pulso a la calle y la vida. Qué tiempos. En algunos lugares, incluso, había árboles. En vez de eso, los espacios abiertos que hoy se ofrecen a quien se mueve por la capital de España son áridas superficies pavimentadas, suelos extensos de piedra seca y dura, plazas desprovistas de sitios para sentarse, explanadas hostiles sin sombra ni resguardo: simples lugares de paso concebidos para que el transeúnte circule sin detenerse, negándole todo descanso o comodidad. Remodelación del espacio urbano, lo llaman. Adecuación a los nuevos tiempos. Nuevo concepto de ciudad, y tal. Etcétera.

En los últimos años, Madrid se ha convertido en descarado campo de experimentación de la línea recta y los espacios desnudos. Todo despojo y simplificación tiene aquí su asiento. Y su financiación. Con el pretexto de quitar sitio a los vehículos para dárselo a los ciudadanos, el ayuntamiento local se ha arrojado, sin pudor, en brazos de los arquitectos radicales, fanáticos implacables del minimalismo urbano y el concepto de ciudad como gigantesca vía de paso orillada por locales comerciales, donde la única función del espacio abierto es encauzar masas de compradores de tienda en tienda, con el bar o la cafetería como único descanso. Este afán por convertir al ciudadano en cliente de movimiento continuo, negándole todo reposo gratuito, raya en la infamia. Ausencia absoluta de jardines, llanuras de piedra, inmensos suelos de granito decorado por miles de chicles pegados en él. Gente sentada en el suelo, ni un solo banco, algún asiento individual aislado, vergonzante. Señoras embarazadas, personas de edad, caminantes fatigados, turistas al filo de la deshidratación, vagan por esos páramos enlosados como hebreos por la península del Sinaí, sin hallar un punto donde reposar un momento, reponer fuerzas, dar de mamar al niño o echar un cigarro. Es, al fin, la ciudad dura, seca y fría soñada por quienes no la habitan, impuesta a la fuerza, sin consultar a nadie, entre cuatro fanáticos de la desnudez urbana y sus cómplices municipales encantados de salir en la foto, encandilados como bobos catetos ante los desafueros avalados por la autoridad arrogante, autista, de cualquier firma de prestigio.

Porque una cosa es cambiar el modelo de ciudad, adecuándolo a los nuevos tiempos, y otra triturar cuanto huela a tradicional, ajustando los espacios urbanos a la dictadura de lo lineal y lo vacío. El vecino, el transeúnte no apresurado, quien se demora en el paso y la vida, son lo de menos. No cuentan. Y en los sitios más afortunados, cuando hay donde sentarse, el paisaje no invita en absoluto: ni una sombra, ni un árbol, ni una planta. Hormigón por todas partes, bloques de granito sin respaldo en lugar de bancos, de manera que a los cinco minutos debes levantarte con los riñones hechos cisco. En otros lugares, ni siquiera eso. Si eres joven puedes sentarte en el suelo. Si no, a lo legionario: marcha o muere. Y las explicaciones son de un cinismo delicioso: el mobiliario urbano obstaculiza el paso, facilita el botellón y permite que se instalen vagabundos y mendigos. Eso lo dice, sin ruborizarse, el Ayuntamiento de una ciudad que es un inmenso botellón permanente, y donde vagabundos y mendigos venidos de toda Europa, nueva corte hispana de los milagros, acampan por centenares donde les sale del cimbel, lo mismo en mitad de una acera transitadísima que atestando los soportales de la Plaza Mayor o los pasajes subterráneos. Una anécdota final. Cuando la remodelación, hace un par de años, de la explanada situada entre el museo del Prado y el claustro de los Jerónimos, la Real Academia Española, situada en la esquina con la calle Felipe IV, recibió una petición de los arquitectos responsables y del Ayuntamiento para que árboles y arbustos que adornan el jardín decimonónico de la Docta Casa fuesen talados o reducidos de tamaño. Porque, cito de memoria, «rompían la armonía y las líneas limpias de la nueva ordenación urbanística». O algo así. Tan osada e imbécil petición fue discutida en el pleno de los jueves –entre intensas muestras de hilaridad y choteo de los académicos, por cierto–, y la conclusión final, resumida en corto y claro, fue que se mandara a los solicitantes a hacer puñetas. «Si de armonía se trata, que planten árboles ellos», dijo alguien. Y allí sigue, orgullosamente intacto. Nuestro pequeño jardín.

Followers:
76
Comments:
69
Votes:
98
Compartir:

69 Comments

Comment

© Arturo Pérez-Reverte. XLSemanal, 07.06.2010
www.perezreverte.com

This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Published on 29/07/2010.

You may be interested

Tomás Pérez
Idioma:
ES
Author:

Tomás Pérez

Title:

El esténcil de la post-crisis en Buenos Aires

Share:
Interactions:
Votes:
5
Comments:
2
Followers:
3
Marco Rinaldi
Idioma:
ES
Author:

Marco Rinaldi

Title:

¿Estamos destinados a fracasar como emprendedores?

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
103
Comments:
49
Followers:
72
Sebastian Guerrini
Idioma:
ES
Author:

Sebastian Guerrini

Title:

Book: Los poderes del diseño

Share:
Interactions:
Votes:
72
Comments:
26
Followers:
141
Samuel López-Lago
Author:

Samuel López-Lago

Title:

Mildred Constantine, pioneer in graphic design musealization

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
1
Followers:
18
Daniel Silverman
Idioma:
ES
Author:

Daniel Silverman

Title:

Primeras manifestaciones tipográficas en la Córdoba colonial (1764-1767)

Share:
Interactions:
Votes:
65
Comments:
12
Followers:
51
Norberto Chaves
Idioma:
ES
Author:

Norberto Chaves

Title:

La calidad existe y es irrenunciable

Translations:
Share:
Interactions:
Votes:
262
Comments:
130
Followers:
3033
My opinion:

Login with your account to comment on this article. If you do not have it, create your free account now.

0
Camilo Gil Gomez
Feb 2013

Maravilloso artículo, plenamente coincidente con lo que un servidor piensa. Que se puede esperar de unos patanes que por tener un carnet político están preparados para desempeñar cualquier cargo público sin tener que demostrar nada, incluso dirigir cualquier ministerio o todos. Al contrario, del resto de los individuos (que no somos apoyados por la multitud democrática) que debemos, no sólo tener determinados estudios sino superar pruebas de concurso-oposición.

Dudo mucho que estas corrientes minimistas den respuesta a algo más que a la vagancia de artistas y diseñadores.

0
Reply
25
David Esteban Vargas Otálora
Mar 2012

Le comento, soy estudiante de Diseño Industrial de la UJTL, en Bogotá y ya estoy realizando mi proyecto de grado acerca del espacio publico, quiero hacer una intervención interrumpiendo la cotidianidad de las personas y aprovechando el escenario que se esta generando dentro de esta ciudad, que es: la peatonalizacíon de una via principal y que conecta con la plaza de Bolivar (plaza mayor). ¿Quiero saber sí el Ayuntamiento de Madrid no contempló otras posibilidades de intervenir el espacio y tambien quiero saber fuera de su artículo, usted cómo enfrentaria esta situación desde la escritura?

0
Reply
0
Sebastian Perez
Feb 2012

A que se refiere el autor con la repugnancia a los talibanes?

0
Reply
0
Franco Lorenzi
Feb 2012

muy buena forma de ver la realidad.

0
Reply
0
Florencia Gandini
Feb 2012

me encanta el articulo, su mamera de expresarse , y lo que està pasando hoy , estamos llenos de cemento.

1
Reply
25
David Esteban Vargas Otálora
Feb 2012

Como dice Victor Papanek: «el diseño tiene la capacidad de transformar sociedades y de mejorar la calidad de vida de las personas». Lo que esta haciendo en Madrid es totalmente lo contrario, porque no se esta pensando en las personas que transitan sobre las vias peatonales todos los dias sino en intereses económicos que solo benefician a unos pocos. Ademas que se esta utilizando una solución que funciono muy bien en ʼx ciudadʼ pero que no es la solución ideal en Madrid y muchas ciudades latinoamericanas porque no se tiene en cuenta el aspecto cultural y el comportamiento de estas sociedades.

0
25
David Esteban Vargas Otálora
Feb 2012

Pregunto: ¿No hay otras posibilidades de mejorar el espacio publico sin atropellar al transeunte?

0
Reply
0
Diana Starkman
Aug 2011

´Me encanta el estilo de Arturo Pérez Reverte. Da mucha tela para cortar, metafóricamente hablando.

Este texto será consultado por los alumnos ingresantes a la carrera de Diseño de la UNCUYO. Mendoza. saludos a Foroalfa desde Mendoza

1
0
Franco Lorenzi
Feb 2012

soy ingresante de la carrera en la uncuyo, es muy interesante el articulo.

2
0
Alessandra Scavarda Lamberti
Feb 2012

Somos dos!

1
0
May Dibu
Feb 2012

3 :)

0
0
Sebastian Perez
Feb 2012

4 :)

0
0
Florencia Moreno
Feb 2012

Yo también estoy en el ingreso, cuál sería el tópico de este texto?

0
Reply
0
Salvador Garcia
Dec 2010

Algunas veces olvidamos lo obvio, el diseño al servicio de las personas no en interes propio... lamentablemente esto no solo ocurre en este campo.

Un saludo a tod@s

0
Reply
0
Emiliano Quintana
Sep 2010

Ay, Arturo, ¡si vivieras en Argentina!

Un placer leerlo.

1
Reply
1
Yessica Moreno
Sep 2010

Estupendo artículo, que demuestra una realidad triste y próxima a vivirse en mi ciudad, aunque aquí aún se lucha por conservar áreas verdes.

0
Reply
1
Víctor Del Ángel
Aug 2010

Yo me creía enfermo, agonizando solo en una plancha urbana, una plancha que enmarca el progreso, la construcción de la urbanización, la creación de lo nuevo, la línea de lo actual. hoy veo en un triste espejo, que aquí, allá y más allá, padecemos lo mismo.

Somos nosotros los que hacemos camino, los que construimos veredas con nuestro andar por la ciudad, también somos nosotros los que la enfermamos. Me queda claro que no es España, Colombia, México o Argentina, es el mundo al que enfermamos y hacemos padecer con nuestra arquitectura de avenidas comerciales, que alimentan la gula del consumo.

0
Reply
0
Carlos Andres Ossa
Aug 2010

Si eso es en España, preocupante el tema de las megas obras que se desarrollaran en Cali Colombia. Son una fiel copia de modelos urbanos europeos resquebrajados que como usted enuncia, no se ajusta ni siquiera a las condiciones de quienes se los inventaron…

0
Reply
0
En Zaga
Aug 2010

Priemro que nada saludos de un seguidor de sus artículos, éste en particular lo había leído en el diario y me pareció exelente como la mayoría de los que he tenido oportunidad de leer de su puño y letra; creo que la hospialidad o la armonía no es la prioridad entre los que diseñan las ciudades, o las remiendan ya que en la actualidad son pocos los pueblos que nacen de un plano o traza urbana, sino que las medidas son más bien reactivas ante el crecimiento desordenado y desmedido de zonas ocupadas. Habría que llevar una iniciativa de pequeños cotos o células autosuficientes y sustentables.

0
Reply
0
José Pérez Lorenzo
Aug 2010

Maravilloso artículo, plenamente coincidente con lo que un servidor piensa. Que se puede esperar de unos patanes que por tener un carnet político están preparados para desempeñar cualquier cargo público sin tener que demostrar nada, incluso dirigir cualquier ministerio o todos. Al contrario, del resto de los individuos (que no somos apoyados por la multitud democrática) que debemos, no sólo tener determinados estudios sino superar pruebas de concurso-oposición.

Dudo mucho que estas corrientes minimalistas den respuesta a algo más que a la vagancia de artistas y diseñadores.

Vivan los pueblos

0
Reply
0
Martha Haro
Aug 2010

Lamentablemente el concreto se ha convertido en predominante de los sitios urbanos yo tambien soy de ecuador, he visto con mucha pena como talan arboles adultos en ciudadelas muy conocidas aca arboles como sauce guayacan guasmo porque «interrumpen la via publica y suministro de energia electrica» es lamentable que las autoridades seccionales busquen excusas adsurdas para este asesinato a la naturaleza, los arboles son fuentes de oxigeno que bien empledos y un programa urbanistico bien gestionado garantizaria la calidad de quienes habitamos en las ciudades y sobre todo belleza arquitectonica

0
Reply
18
Jesús Mª Pineda-Patrón
Aug 2010

Buenísima letra. Chulespe

0
Reply
0
David Cañarte
Aug 2010

Yo vivo en Guayaquil, Ecuador... una ciudad que se ha jactado de haber resurgido de sus cenizas a través de una intensiva reconstrucción del centro de la ciudad... y lo que cuenta aquí Don Arturo, no sólo pasa en Madrid... lo vi en Buenos Aires y lo hemos sufrido en Guayaquil... y lo peor, se ha privatizado espacios públicos, se niega el derecho el ingreso a todo el que parezca disfuncional «rocker, gótico, punkie, gay, pobre» y obviamente el beneficio politico de las autoridades municipales es gigantesco... en resumen... a los ciudadanos nos han quitado el uso de la ciudad.

0
Reply
1
Margarita Aguilar
Aug 2010

Reverte da en el blanco y aviva nostalgias de la ciudad donde todos quisiéramos vivir, pero que la mayoría no conocemos. Prosa llena de riqueza que provoca nuestra adhesión completa a su indignación ante la infamia de los nuevos tiempos.

0
Reply
1
Marcelo Terpin
Aug 2010

En Argentina la simplificación del mobiliario urbano y la predominanacia de concreto se ha dado en llamar como «plazas secas», un término algo contradictorio. La verdad es que el hórmigon afecta la permeabilidad del suelo, ocacionando inundaciones puntuales en la ciudad, y en verano tiene la «oportuna» característica de acumular calor, y por ello mantener la ciudad en 2ºC a 3ºC más que en zonas suburbanas durante la noche. En estos momentos muchos legisladores están tratando de adecuar en ese modo, a la Plaza de Mayo. La civilización del concreto vs. la barbarie de la naturaleza.

0
Reply
1
Antonio Quintero
Aug 2010

Hola de nuevo!

Tengo una opinión en el número cinco de La Ciudad Hostil diagonal a la Academia, he venido leyendo las opiniones y lo mejor de ellas es: que en casi todos los casos, la manera como se dicen las cosas se ven influenciadas por el verbo la prosa y narrativa excelentes de este Académico y Real escritor, sirve de ejemplo «el buen decir» para ilustrarnos y querer expresarnos correctamente, igual debe pasar cuando vemos un espacio bello fresco luminoso y lleno de vida, no podemos sino comportarnos así de forma «correcta» hablar con los transeúntes e invitarlos a gastar 600 letras en FA

0
Reply
0
Sandra Silva
Aug 2010

El entorno influye en nosotros, en el ánimo y forma de vida; mi gente antes vestía con hermosos y brillantes colores, hoy nos mimetizamos con lo hostil y oscuro del entorno citadino, con el negro del asfalto y el gris del concreto, nos hemos convertido en una sociedad monocromática. Lo irónico de todo esto es que ahora estan tratando de implementar jardines en las paredes y techos de los edificios, aquí en México ya hay algunos edificios con esas carácterísticas, pero no es lo mismo sentarse en el jardín de una plaza, que tratar de adherirte a la pared de un edificio como «el hombre araña» :)

0
Reply
0
Alejandro De Lorenzo
Aug 2010

En Buenos Aires hay varios ejemplos de afán de progreso que termina en retroceso: en plazas abandonadas donde solo hacía falta mantenimiento, se enrejó todo con la excusa de la preservación, se rediseñaron innecesariamente espacios y caminos, en general agregando más cemento, y todo para después volver a abandonarlas pero ahora encima sin el encanto de lo añejo.

0
Reply
0
Ruben Marino
Aug 2010

Y esto estña pasando también en Toledo, en Barcelona, en Vigo, en Salamanca, en Valencia, etc... Somos las víctimas de los políticos profesionales, donde va de oficio el meter la pata y no saber donde se tiene la diestra o la siniestra. Ni bancos, ni fuentes donde refrescarse, ni servicios públicos. El clientelismo al servicio del poder central: descanso en los bares, pagar por aparcar al sol o donde sea, 2,20 por un café con hielo. ¿veremos el fin de esta época de oscuridad?

0
Reply
0
Emiliano De La Maza
Aug 2010

Ahh..Reverte cuanto compartimos tu opinión...acá en Chile los «expertos» quieren vehiculizar lo peatonal y muchas veces son fan del plano vacío, pero opiniones como la tuya nos inspiran a seguir promoviendo la detención y el encuentro en lo público y lo gratuito.

0
Reply
0
Guillermo Rey
Aug 2010

Cuando la Ciudad permite paseos de compras en espacios verdes, se trata al arbolado urbano como un elemento mobiliario más, se avanza en proyectos de playas subterraneas sobre plazas, todo en desmedro del medio ambiente, el espacio urbano deja de ser amigable para el vecino, mostrando un grave retroceso como SOCIEDAD.

0
Reply
0
William Manzano
Aug 2010

La tendencia estética es solo la excusa, el interés mercantilista es la razón, la naturaleza siempre sera estética pero des-afortunadamente es un bien material gratuito cosa que va en contra del capitalismo y las ideas de productividad económica. El detalle no es que un árbol o una banca rompan la armonía, el detalle es que nadie esta pagando por disfrutar de ello.

0
Reply
0
Margarita Medina
Aug 2010

Exhiliados de sus espacios naturales, los seres humanos se volvieron ciudadanos, el precio de aquella idea llamada civilización: perversa perspectiva de la calidad de vida. Hoy tampoco es suficiente defender el árbol de la cuadra ni el parque de la colonia, o hacer el manifiesto contra el concreto ni emprender la expedición en bici porque se han olvidado de los humanos andamos a pie ¿Hay vuelta atrás? ¿Prospectiva? ¿Desde dónde?

0
Reply
3
Luis Enrique Cuéllar Peredo
Aug 2010

Lo que nunca hay que olvidar, seamos diseñadores (gráficos, industriales, de modas, etc., etc.), arquitectos o urbanistas, es que el usuario final de nuestro trabajo es un ser humano, con ciertas capacidades y ciertas limitaciones que de uno u otro modo deben tenerse en cuenta a la hora de hacer las cosas.

Excelente artículo, que gran forma de exponer el problema.

1
Reply
0
Emilio José Brea García
Aug 2010

Leí extrapolando a Santo Domingo, una verguenza hecha trizas por la carreterizacion centralizada que golpea la urbe, el desarraigo, torres donde quiera, negocios por igual ya sea en residenciales de alta y mediana densidad o en urbanizaciones de muy baja densidad, el transito colapsado y congestioado, seguimos sin energía ni abastecimiento generoso de aguas potables, un caos atroz. ¿Culpable? Por igual, la municipalidad que hora es flamante Alcaldía (por ley constitucional). Ella misma hasta ha cambiado el escudo de armas, hisitórico y heredado, por publicitaria banderola a cuadros. Vengan..

0
Reply
0
Eudald Tutllo Maranges
Aug 2010

Fantástico! Lastima que sea cierto, días atrás hice el turista por Madrid y el único descanso lo tuve en un restaurante para comer y el parque del Retiro porque me pillaba cerca. Entonces me pregunto, en que estamos convirtiendo nuestras ciudades?

0
Reply
0
Paulina Csáky
Aug 2010

Rescatemos una de las cualidades más nobles de la arquitectura: brindar calidad de vida a otros. Para ello habría que reivindicar la escala de lo pequeño, tomar en cuenta sustantivamente cómo se vive el espacio pública desde la óptica de los ciudadanos sin pensar en ellos como una masa genérica

0
Reply
3
6Us
Aug 2010

¿Qué tal?..., uno tiende a pensar que en las europas este tipo de cosas no suceden, que los servidores públicos no son tan estúpidos como los de mi ciudad..., en fin, es una mala cosa por donde se le vea, mientras tanto seguiré defendiendo el arbolón de la esquina de mi calle, no sólo de los descerebrados gobernantes sino del idiota de mi vecino que lo quiere cortar.

0
Reply
0
Freddy Eliseo Oyuela Rojas
Aug 2010

Hay que tener cuidado, el diseño es para humanos y debe ser usado y vivido por humanos, no nos olvidemos de esto, y aunque es importante el ordenamiento territorial y la pulcritud de la ciudad, no debemos perder la perspectiva de la experiencia y la emotividad de los ambientes urbanos, el caminante no es solamente un cliente ES UN SER HUMANO, si no ¿para qué pagamos impuestos?

0
Reply
0
Severino Ramos
Aug 2010

El articulo como tal es magnifico y su opinion tambien. Respecto al tema en cuestion, lo que se proyecta y lamentablemente se ejecuta no pone otra cosa de manifiesto: la enorme y dramatica distancia entre proyectistas & politicos y los ciudadanos, todo el mundo trabaja para su gloria personal. Hay que recordar sencillamente a esta tribu de extraterrestres que viven de nuestros impuestos y que existe un valor que se llama «servir a los demas» Lamentablmente estan fuera de onda y los ciudadanos sufrimos de anestesia general. El resultado es sencillamente que unos pocos imponen su criterio.

0
Reply
0
Bernardo Lazcano
Aug 2010

!que pluma tiene! !como escribe...!, me permmito resaltar unas frases «... en brazos de los arquitectos radicales, fanáticos implacables del minimalismo urbano y el concepto de ciudad como gigantesca vía de paso orillada por locales comerciales, donde la única función del espacio abierto es encauzar masas de compradores de tienda en tienda, con el bar o la cafetería como único descanso»., y me permito añadir que generalmente son foráneos de la cuiudad, eso en sí no es malo, pero se convierte en malo cuando no se tiene en cuenta la historia y la cultura del lugar.

0
Reply
0
Giovanni Restrepo Orrego
Aug 2010

Siempre, desde una pluma tan brillante y lúcida como la de Pérez-Reverte puede esperarse un escenario de reflexiones que simplemente, te invitan a mirar con los ojos del que ha tomado, con el pasar de sus días, la distancia suficiente para vivenciar y abstraer, las formas y el cómo en lo próximo y vivencial en nuestras ciudades. Así, de habitantes cotidianos, este excelso autor nos deja pasar a ser habitantes perplejos que nos falta todavía, aprendr a mirar. Mil gracias por este magnífico escrito.

0
Reply
0
Mónica Pérez
Aug 2010

Pérez Reverte, como siempre, atinado, ácido, punzante y justo. Cada vez más cemento en vez de espacios verdes para que sean pulmones de las ciudades que tanto necesitan de ellos. No solo por la contaminación creciente, sino porque como bien dice el autor: invitan al descanso, a la lectura, al sosiego, a alto para continuar. Recuerdo Madrid como una ciudad arbolada y bella. Me pregunto qué le habrán hecho para que luzca como la describe Pérez Reverte. El diseño debe estar en función de los usuarios, en este caso, los habitantes. Y los han dejado bajo la implacable luz solar, tan dañina hoy día.

0
Reply
0
Cira Szklowin
Aug 2010

Espacios públicos instrumentalizados por el mercado que -a través del diseño para el consumo-, los va despojando de su significado original.

0
Reply
0
Jesús Salazar
Aug 2010

En efecto, las ciudades se están transformando al ritmo, conveniencia y postura de aquellos que no la viven, que no la ven, ni la caminan. Que no pueden darse el breve lujo de bajarse de la camionetota y alejarse de la manada de guardaespaldas que resguardan sus conciencias. Nos han arrebatado el espacio habitable y la pregunta es ¿Quién juzgará a los ejecutores de este hurto descarado?

0
Reply
0
Yolanda Caballero
Aug 2010

Sí, en México como en muchos países está sucediendo lo mismo, afortunadamente en muchas partes de mi ciudad y de la provincia aún se ven esas plazas bellísimas rodeadas de árboles, bancas, aves, música, etc. Son en esas zonas cosmopolitas -aquí en el DF de México: Santa Fe- donde el cemento y una complicada distribución de los espacios hace que el paso a pie sea totalmente anulado salvo por los pocos hombres que se aventuran a cruzar avenidas donde cada semáforo tiene una distancia maratónica y en su intento de seguir su camino a pie pierden hasta la vida.

0
Reply
22
Cecilia Salinas
Aug 2010

Algunas de las grandes urbes se han convertido en avasallantes manchas de asfalto y cemento donde predomina las monótonas tonalidades de grises, que solo se ven interrumpidas por la basura y la falta de condescendencia entre aquellos presurosos y se han olvidado de ese transeúnte que quisiera detenerse un momento, sea por fatiga, por alguna suerte de contratiempo o quizás solo por el ánimo de ensoñar.

0
Reply
0
Huber Malta
Aug 2010

Enhorabuena al señor Reverte, simpre un placer...

0
Reply
0
Juan Pfeifer
Aug 2010

La novedad es la inclusión en FA de otra mirada, otro punto de vista. Cansados estamos de ver (¿?) la realidad a través del ombligo propio. Bienvenidos los Pérez-Reverte que nos alejen de la imposición de los especialistas de la vida sesgada, que no son capaces de abrir el abanico para ventilarse con la frescura de la diversidad.

0
Reply
0
Gabriel Breña
Aug 2010

Esto de lo que Pérez-Reverte se queja ocurre a diestra y siniestra por todo el mundo. Comenzó como sueño que tuvieron los arquitectos europeos terminada la Primera Guerra Mundial, ídolos de la talla de Le Corbusier, Van Der Rohe o Gropius incluidos, y su puesta en práctica, altamente redituable para los mercachifles inmobiliarios, nos condujo directo a la pesadilla actual. Ojalá despertáramos pronto, pero no veo indicios que lo pronostiquen.

0
Reply
0
Ángel Ronda Cayuela
Aug 2010

De alguna manera, cada vez que leo algo suyo me siento protegido. Ojalá tuviera su capacidad de reconocer siempre al tirano y encontrar el arma adecuada para defenderme. Una vez más gracias, sr. Reverte. Por cierto, a ver si en Cartagena, el sr. Joaquín Segado, leyera este artículo, que nos tiene a los cartageneros rodeados de cemento y alquitrán.

0
Reply
0
Mariel Dutton
Aug 2010

los arboles nos dan aire, vida y sombra. No hay nada mas triste que ver arboles talados por arquitectos o ingenieros. Acaso un arbol les roba toda su creatividad e ingenio de diseño. Por que no rompen el esquema de talar y despues sembramos, mejor que diseño bajo un esquema de salvar arboles, creo que su diseño, trabajo tendria mas valor.

0
Reply
0
Carlos Alberto Botero
Aug 2010

!Qué maravilla de artículo el del sr. Pérez-Reverte!

Mi ciudad sufre ahora la inexpugnable plaga de los arquitectos asépticos, con influencia seriamente barcelonesca. Dios nos ayude!

Si no le molesta, admirado sr. Pérez-Reverte, lo pondre en mi tablero del Facebook.

Gracias

Arquitecto esquirol.

0
Reply
0
Raul Gomez
Aug 2010

Ese jardín de la Academia de los que se ven pocos por Madrid. Pequeño y bonito. La última vez que pasé por allí estaba verde y frondoso, merece la pena desviarse y pasar por allí aunque solo sea a través de la verja.

0
Reply
0
Mirko Gordedo Maneiro
Aug 2010

Siempre he pensado que la ciudad no está hecha para el ser humano sino que es el ser humano el que se tiene que adaptar a la ciudad. Y es una pena. . Habrá que preguntarse el «por qué» de esta deshumanización. La causa, creo entender, es que el hormigón es mas barato. No necesita mantenimiento ni riego ni operarios adicionales que lo cuiden. ¿Pero el ahorro de esos costes a donde va redirigido? No creo que se trate de la necesidad de demostrar que tenemos una ciudad muy moderna. Somos los habitantes de las ciudades junto a urbanistas y arquitectos los responsables de dar el tirón de orejas.

0
Reply
6
Alfredo Texis Michicol
Aug 2010

Es ver la realidad con este ejemplo en donde muchos paises se suman a la tecnologia ecologica que no, nos deja nada simplemente más enfermadades por los arboles, bosques seval, rios, mares, aire, debemos de pensar en nuevas ideas para nuestros mejores tiempo de vida.

0
Reply
1
Veronica Godoy
Aug 2010

Muchas gracias Foroalfa por este autor, que placer de artículo y que dura realidad. La ética debe estar en nuestro ADN de diseñador,

la calma, el tiempo, los colores y olores de la naturaleza son parte de la vida no podemos callarlos con los caprichos de la racionalidad a ultranza.

0
Reply
0
Leo Sand
Aug 2010

Triste ejemplo al que se suman muchas ciudades latinoamericanas.

0
Reply
0
Karen Veloza
Aug 2010

Que sentido tiene el urbanismo sino hay un fin humano en este, estamos llenos de consumismo y superficialidad, creo que ni siquiera nos limitamos a detallar los gris en lo que vivimos, por que ya hasta olvidamos que no somos asfalto y hierro.

¿Nos acostumbramos a las circunstancias, o las cambiamos?

0
Reply
0
Alejandro Max
Aug 2010

Como siempre un placer leer lo que escribe A. P-R, aunque en este caso sea una critica a la cual me sumo.

La ciudad deberia ser un espacio urbano para vivirla y disfrutarla a cada paso.

En cambio todo tiende a generar grandes centros comerciales a cielo abierto, en donde se hace dificil conseguir un momento de paz entre tanta promoción y oferta de temporada.

Es nuestra responsabilidad como diseñadores colaborar en un uso del espacio pensado para justamente su «uso» por quienes lo recorren, y que no sean las calles simples pasillos de algun «shoping center».

Saludos a todos.

0
Reply
0
Leonor Amozurrutia
Aug 2010

Gran reflexión en torno al pensamiento y razonamiento de algunos «seres humanos» perdidos en el quehacer materialista y sin ningún sentido de humanidad y respeto a la naturaleza de la cual provienen. Gracias ForoAlfa por invitar a este tipo de autores que con certera elocución pueden sembrar una semilla en la manera de ver las cosas que ocurren en nuestro entorno y entender la repercusión que como profesionistas podemos tener en el mismo.

0
Reply
0
Horacio Juan Quiroga
Aug 2010

Sin lugar a dudas el Diseño y el urbano/arquitectónico en particular importa un especial compromiso Ético y Éstetico en relación a como opera en tanto transformación de la realidad, pero claro, no podemos esperar otra cosa que la mediación acrítica y en mas de una ocación denigrante para el conjunto de la sociedad y la posibilidad de construcción de una «socialidad» equitativa, que finque su legalidad en el reconocimiento del «Otro», si nuestras prácticas proyectuales pierden su «orientación de sentido»: El Habitar !!!!. Lamentable y por cierto materia de seria reflexión.

0
Reply
0
Luis Garciabueno
Aug 2010

No solo Madrid. Las ciudades latinas van por el mismo orden. Nadie piensa en el medio ambiente. Locales, locales, todo hay que covertirlo en negocio, ahora que los chinios, coreanos, rusos etc. tienen que vender su gran producción.

Amen

0
Reply
0
Jose Benavent
Aug 2010

Este año he estado en Madrid varias veces y tuve esa sensación; la transformación de la ciudad en un macrolineal de «gran superficie comercial» donde nos dirigen como cobayas. Me temo que las grandes decisiones se siguen tomando en lujosos restaurantes, como bien definió en cierta ocasión el autor de este artículo, por cerdos ibéricos con traje, copa y puro.

0
Reply
1
Antonio Quintero
Aug 2010

Literatura: conocimiento y expresión de la palabra en su justo y adecuado uso. Regalo que nos brinda en esta oportunidad FA, poco importa si no le gusta el tema de la cosa urbana, nada tiene que ver con diseño gráfico (mi profesión) pero el solo leer las palabras dispuestas una tras otra, nos llevan a comprender y sumarnos a la causa por la recuperación de nuestros lugares de esparcimiento en el ámbito urbano, académico de academia real ilustre personaje, no cabe duda, gracias y que su verbo ilustre a los que se dedican a podar no solo los arbustos sino que se atreven a cortar hasta 600 flores

0
Reply
0
Joaquin Pestaña
Aug 2010

Años y años he leido a Reverte en el suplemento semanal de el Diario Vasco, hasta que harto de su continuo lenguaje soez y pretendidamente falso campechanismo dejé de hacerlo. Pero gracias a que aprecio de verdad lo que en este foro se escribe he decidido leerle y no puedo estar más deacuerdo con lo que dice. Entre mis conocidos llevo años opinando los mismo que él debate. Espero que ahora que un tipo de pluma suelta y fama reconocida lo saca a la luz la sociedad tome nota.

0
Reply
205
Gabriel Meave
Jul 2010

Cuantas cosas –árboles, niños, riñones, sombra– sacrificadas en el rectilíneo altar (de mármol, éso sí) del minimalismo, de la modernidad a ultranza, de la vanguardia que no perdona. Términos academicoides para el ego de tantos arquitectos y diseñadores, urgidos por volver realidad sus maquetas virtuales, generadas en el frío digital del software 3D y el AutoCad, y no en la vida diaria de los usuarios. Pasa lo mismo en México D.F. La epidemia de concreto es global. Un saludo a Don Arturo, un placer leerlo en ForoAlfa.

0
Reply
0
Ariel Pintos
Jul 2010

En Caracas a pesar de pertenecer a un país tropical donde la exuberante vegetación debería dominar los espacios públicos, donde el transeúnte y habitantes de urbanizaciones pudieran gozar de algún resquicio de descanso, distracción y soslayo, donde se pudiera apaciguar la cabeza de tanto sol tropical con temperaturas de 34º, sucede en casi todos los municipios y alcaldías algo similar a lo que cuenta Reverte en Madrid. Lo único diferente, es que a los que nos dejaron haciendo «puñetas» es a todos los habitantes que no gozamos la dicha de tener una sombra mientras atravesamos una plaza publica.

0
Reply
7
María Florencia Rodríguez Daniel
Jul 2010

Qué sorpresa Reverte en FOROALFA, los felicito. Comparto la visión del autor y creo firmemente que el urbanismo sin dimensión de uso humano no debería llamarse urbanismo. Las ciudades son sitios complejos y alienantes por lo que diseñar aquello que sume calidad de vida a sus habitantes es tan fundamental como el diseño edilicio: recorridos que puedan hacerse a pie, sitios de descanso y reunión, el color de los espacios verdes y su fragancia, lugares de sombra amable, contribuyen a la habitabilidad de las ciudades, la sanidad mental de sus habitantes y la riqueza cultural de la comunidad

0
Reply

Upcoming online courses

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 weeks
17 Septiembre

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 weeks
29 Octubre

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 weeks
28 Enero 2019

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 weeks
22 Abril 2019

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 weeks
22 Junio 2019