Crowdsourcing: ¿sirve o no sirve?

¿Conviene a los diseñadores trabajar, y a los clientes contratar diseño, mediante el tipo de relación que imponen estas nuevas plataformas Web?

Retrato de Juan Quaglia Juan Quaglia Buenos Aires Seguidores: 0

Opiniones:
3
Votos:
7
Compartir:

El crowdsourcing se aplica a muchas actividades, pero parece ser que en el diseño gráfico ha encontrado un espacio especialmente fértil para su desarrollo, ya que abundan los sitios web con el mismo tipo de mecánica. A la vez, existen polémicas acerca de si es una manera aceptable de trabajar. El objetivo de este texto es compartir algo de mi experiencia obtenida como General Manager de un sitio precisamente dedicado al crowdsourcing, e intercambiar opiniones en torno al tema.

Diseño y cambios tecnológicos

Es evidente que las nuevas tecnologías han modificado en muchos sentidos las formas de trabajar, y el diseño se encuentra entre las actividades más transformadas. La aparición del software de diseño ha sido uno de los momentos críticos, y el crowdsourcing parece representar otra faceta más de innovación. En adelante, me interesa hacer un relevamiento acerca de las ventajas y desventajas que ofrece, tanto para el cliente como para el diseñador. El debate es interesante.

La perspectiva del cliente

A los clientes el crowdsourcing les presenta la clara ventaja de contar con la posibilidad de elegir el diseño final entre una gran variedad de propuestas, que en algunos casos pueden ser cientas. La otra de las principales ventajas es la posibilidad de elegir cuánto pagar por el diseño, lo que evita la necesidad de solicitar varios presupuestos y de explicarle a varios diseñadores o empresas cuál es la necesidad gráfica. Obviamente, se trata de un arma de doble filo: elegir un precio bajo le brindará probablemente pocas propuestas y de baja calidad, mientras que un precio alto atraerá muchas más propuestas y de mejor calidad. En este sentido, el cliente evalúa cuál es el monto que está dispuesto a desembolsar para conseguir lo que quiere, y el diseñador, antes de participar, evalúa también cuál es el esfuerzo que está dispuesto a hacer, en función del premio.

Probablemente la principal desventaja que existe es la pérdida de cierto compromiso en el vínculo entre el diseñador y su cliente, debido a que una vez que el concurso finaliza, tiende a finalizar también el lazo profesional. Si bien existe la posibilidad de que el cliente continúe trabajando con el diseñador por fuera de la plataforma de crowdsourcing, no es común que suceda. Por eso, el cliente debe expresar con mucha precisión sus requerimientos, y la comunicación con los diseñadores debe ser necesariamente fluida durante todo el proceso de diseño.

La perspectiva del diseñador

El crowdsourcing sin lugar a dudas representa una oportunidad para el diseñador que, no contando con experiencia profesional o contactos pero sí con talento y creatividad, necesita un canal para mostrar su trabajo, obtener clientes o adquirir experiencia. Le abre una puerta de acceso al mundo, que también es utilizada para el contacto y el intercambio de información con otros profesionales, ya que algunos sitios funcionan además como comunidades. También es común que se asigne al diseñador cierto puntaje y la posibilidad de exhibir un portfolio completo, lo cual puede ser un buen mecanismo de difusión del propio trabajo y favorecer contactos directos por parte de clientes potenciales, sin la mediación que el concurso supone.

¿Cuáles son las desventajas? Si bien el diseñador profesional tiene estas mismas posibilidades, puede ver con malos ojos el hecho de competir en pie de igualdad con diseñadores menos experimentados, así como que su trabajo se «pierda» muchas propuestas. Afortunadamente, la competencia no desvirtúa mecanismos de reconocimiento y solidaridad entre los diseñadores, de forma tal que los diseños ejemplares son calificados y halagados tanto por clientes como por otros diseñadores.

Otra de las problemáticas más mencionadas es la cuestión del plagio, que cobra especial preocupación no sólo en las plataformas crowdsourcing y en lo relativo al diseño, sino en todo medio online. La exhibición pública del propio trabajo favorece la copia y el robo de ideas. Si bien durante mucho tiempo la defensa del derecho de autor en Internet no contó con legislación, actualmente hay un mucho mayor grado de concientización sobre el problema, lo que ha «aceitado» los mecanismos de reclamo y de control, de forma tal que todas las plataformas online incluyen la posibilidad de efectuar denuncias y obtener soluciones rápidas a cada problema.

Un camino por hacer

El crowdsourcing como modalidad de teletrabajo o trabajo a distancia es aún reciente, y cabe esperar un proceso de desarrollo, en el que sin duda los diseñadores tienen un importante papel por cumplir. Por eso, éste es buen un momento para el debate. ¿Cuál es tu opinión?

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!

Retrato de Juan Quaglia Juan Quaglia Buenos Aires Seguidores: 0

Opiniones:
3
Votos:
7
Compartir:

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Crowdsourcing: ¿sirve o no sirve?

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web.

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Rodrigo Melián
0
Rodrigo Melián
Oct 2011

Pienso que, en la mayor parte de los proyectos, los resultados no son más que una extensión de lo que el cliente cree que podría llegar a funcionar. Por lo general, viendo resultados y comentarios, los «diseñadores» se atan a lo que el cliente les pide, basándose mas que nada en la estética y en el gusto del mismo, sin pensar ni en la función ni atributos que debe tener un logotipo, por ejemplo.

Bien empleado es de ayuda a quienes recién empezamos, pero también, y sobre todas las cosas, es un «atrapa chóferes de mouse», quienes hacen parecer que nuestra profesión es hacer dibujitos.

0
Responder
Retrato de Carlos Martínez
2
Carlos Martínez
Oct 2011

A la larga podría tratarse de un problema, si bien resuelve los problemas de los diseñadores jovenes y sin contactos que necesitan de nuevas oportunidades. A la larga los clientes se seguirán maleducando en cuanto a que el diseño es barato, termina subvalorando por la cantidad de propuestas gratuitas. Si un diseño me funciona, pero uno mejor, el primero no lo pago, aunque ya esté terminado.

0
Responder
Retrato de Sebastian Mendez Tronge
0
Sebastian Mendez Tronge
Oct 2011

En mi experiencia el crowdsourcing fue una buen a herramienta para la práctica, problemas reales y actuales, con briefs reales.

No creo que sea bueno para quien ya cuenta con una cartera de clientes importante, ya que por su metodología de pitch, en la cual solo pagan si uno resulta elegido y las chances disminuyen al alejarse del país. Ej: Es difícil ganar un pitch para un isologo de un centro comercial de una pequeña ciudad italiana que ni conocemos.

El cliente debe saber que recibirá muchisimas propuestas pero en su mayoría serán principiantes. El brief es mas importante que nunca!

0
Responder

Te podrían interesar

Ilustración principal del artículo Este logo no es mío
Autor:
José Antonio Pérez
Título:
Este logo no es mío
Sinopsis:
Reconocidos diseñadores gráficos como Oscar Mariné, Jordi Labanda, Álvaro Sobrino, Josep M.ª Mir, reflejan su malestar con la forma en que se ha gestionado la marca de la candidatura olímpica Madrid 2020.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
59
Opiniones:
70
Seguidores:
3
Retrato de Carlos Maraver
Autor:
Carlos Maraver
Título:
Mi cliente más importante
Sinopsis:
En ocasiones los diseñadores descuidamos a nuestro cliente más importante.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
46
Opiniones:
24
Seguidores:
112
Retrato de Alfredo Gutiérrez Borrero
Autor:
Alfredo Gutiérrez Borrero
Título:
Seis ideas (y media) para rediseñar premios de diseño
Sinopsis:
¿Para qué organizamos premios de diseño? Por supuesto: ¡para premiar buen diseño! Pero... ¿y por qué no también para diseñar?
Compartir:
Interacciones:
Votos:
52
Opiniones:
60
Seguidores:
281
Retrato de Ricardo Palmieri
Autor:
Ricardo Palmieri
Título:
Asunto: El asunto
Sinopsis:
Cómo escribir el asunto o «subject» de un e-mailing.
Compartir:
Interacciones:
Votos:
17
Opiniones:
12
Seguidores:
22

Próximos cursos online

Cursos de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

4 semanas
¡Ya mismo!

Relecturas del Diseño

Relecturas del Diseño

Una inmersión en el discurso sobre el diseño para despejar sus nociones más controvertidas: creatividad, innovación, arte, tecnología, función social...

4 semanas
¡Ya mismo!

Branding: Diseñador y Cliente

Branding: Diseñador y Cliente

Tratar con el cliente, hacer presupuestos y planificar las etapas de la creación de una marca

3 semanas
¡Ya mismo!

Estrategia de Marca

Estrategia de Marca

15 claves para programar el diseño de símbolos y logotipos de alto rendimiento

4 semanas
17 Noviembre

Auditoría de Marca

Auditoría de Marca

Taller de práctica profesional: análisis, diagnóstico y programa de marca sobre casos reales

6 semanas
6 Abril