Cómo cobrar el diseño y no morir en el intento

Para el diseñador independiente no es fácil saber cuánto cobrar por su hora de trabajo.

Edgar Navarro, autor AutorEdgar Navarro Seguidores: 20

Ilustración principal del artículo Cómo cobrar el diseño y no morir en el intento

Muchos diseñadores luego de abandonar el seguro claustro de una agencia con el fin de establecer su propia empresa y conseguir su «preciada libertad creativa» se encuentran luego con la dura realidad. En la empresa poco nos importaba el costo de nuestros trabajos hasta que ahora debemos ponerle precio y además, cobrar directamente al cliente.

La gestión de cobranza no solo es un dolor de cabeza sino también la base fundamental de la producción efectiva de cada diseñador, pero la pregunta es: ¿tenemos el tiempo de ejercerla y no abandonar a nuestros clientes? Difícil situación en la que muchas veces debemos hacer a un lado el proceso de diseño para dedicarnos a producir facturación y gestión de cobro.

El caso particular de los diseñadores freelance o independientes es más traumático y en muchos casos puede terminar con las expectativas del negocio, quizás por el tema de que no se ha hecho cultura de gerencia y mucho menos de administración, pero lo cierto es que al no depender de un departamento de cobranza nos vemos en la complicada tarea de lidiar con los clientes en un nivel muy diferente e incomodo.

¿Cuánto vale mi trabajo?

Un factor determinante para los independientes es el de la asignación del valor del trabajo. El cálculo de nuestro valor como profesionales debe ser manejado con cuidado y suma atención, ya que de eso dependerá el progreso que podamos lograr en el mercado en donde nos desenvolvamos.

Para determinar el costo de un producto se establecen reglas básicas que incluyen tiempo de producción, materia prima, mano de obra, canales de distribución, etc., pero ¿cómo hacer el cálculo para determinar el costo de un diseño cuando la materia prima es nuestra creatividad y el canal de distribución es internet?

Si usamos como base el costo de la hora laboral que anteriormente teníamos como parte de nuestro salario nos encontraremos con una cifra extremadamente pequeña, o muy grande según sea nuestro ego, pero lo cierto es que no podemos transmitir ese mismo canon de valoración a las horas que dedicamos a diseñar cuando estamos en casa o en nuestra oficina, puesto que sería incobrable el servicio que brindamos.

Particularmente parece lógico tomar ese costo/hora devengado en la agencia y redistribuir el valor aplicando también los costos de los servicios que cancelamos, bien sea en nuestra oficina o en nuestro hogar, esos costos fijos son: energía eléctrica, teléfono, internet, un porcentaje del costo de los equipos utilizados y el tiempo de dedicación. Y luego de hacer todos estos cálculos vemos que el resultado puede ser muy diferente a lo que esperábamos. ¿Cómo cobrar?, ¿cuánto cobrar?, ¿cuándo cobrar?, difícil situación para quienes deseamos simplemente sentarnos frente a nuestro computador y crear tranquilamente; solo que si deseamos ser verdaderamente independientes debemos dar espacio a estas necesidades imperativas para nuestro negocio, ya que no solo dependemos de nuestro talento.

Cobrar lo justo parecería una quimera, pero se puede lograr un equilibrio y la vía más fácil es la de ser flexibles y acoplarnos a las necesidades de los clientes, valorando esa relación que se convertirá en el pan de cada día. Usar las tarifas de agencias y ajustarlas a nuestra conciencia parece ser el método más adecuado con el que podremos competir con esas empresas y con otros diseñadores sin generar desbalances en el mercado profesional.

La gestión de cobranza y tarifas adecuadas deben ser también diseñadas por nosotros, y será nuestra capacidad de adaptación la que nos lleve a ser diseñadores independientes exitosos.

¿Qué te pareció? ¡Comparte tu opinión ahora!


Opiniones:
65
Votos:
105

Este video podría interesarte👇👇👇

Colabora con la difusión de este artículo traduciéndolo

Traducir al inglés Traducir al italiano Traducir al portugués
Código QR de acceso al artículo Cómo cobrar el diseño y no morir en el intento

Este artículo no expresa la opinión de los editores y responsables de FOROALFA, quienes no asumen responsabilidad alguna por su autoría y naturaleza. Para reproducirlo, salvo que estuviera expresamente indicado, por favor solicitar autorización al autor. Dada la gratuidad de este sitio y la condición hiper-textual del medio, agradeceremos evitar la reproducción total en otros sitios Web. Publicado el 04/01/2011

Debate

Logotipo de
Tu opinión

Ingresa con tu cuenta para opinar en este artículo. Si no la tienes, crea tu cuenta gratis ahora.

Retrato de Maria de Jesus Gutierrez Lozano
0
Jun. 2012

¿Alguien me puede asesorar? Me pidieron diseñar una marca X y presente 3 propuestas, pero el proyecto se cancelo, ellos me van a pagar el trabajo hecho (los bocetos presentados), ¿que pasa con los bocetos, son propiedad del cliente y él los puede retomar con otro diseñador ó Yo soy la propietaria de las ideas?

0
Retrato de Guillermo Rebolledo
0
Oct. 2012

Cuando te pagan un diseño, significa que tu cedes los derechos de propiedad de los mismos a tu cliente.... dificilmente otro diseñador obtendrá los mismos resultados, pero es un derecho del cliente tomar otra linea de desarrollo.

0
Responder
Retrato de Claudia Cuenca
0
May. 2012

Buena nota, aunque no das números me das una buena guía sobre qué tomar en cuenta. Aún soy estudiante y en los ejercicios que hacemos para poner el costo del diseño son frustrantes e insuficientes. Ahora mismo tengo dolor de cabeza por sacar el costo del diseño de una colección de libros, pero admitamoslo, también es una parte muy interesante e importante del diseño, de manera que no devaluemos a nuestro trabajo y cobremos $500 por un logo. Saludos.

0
Retrato de Edgar Navarro
20
May. 2012

Hola Claudia, es difícil colocar números pues estos variarían mucho dependiendo del país y sobre todo dependiendo del cliente, existen formulas aplicadas que nos ayudan a esto pero siguen siendo inexactas al momento de calcular el talento pero al menos nos guían al respecto, costos fijos, costos de inversión, devaluación, experiencia, todo vale para calcular el precio ajustado a tu situación, y si, lo principal es no devaluar nuestro trabajo y equipararnos para arriba :) Saludos claudia.

1
Responder
Retrato de Ruben Rodriguez
0
Ene. 2011

Alguien me podría indicar cuanto en BS es la hora de diseño acá en Venezuela?

0
Retrato de Pier Alessi
26
Oct. 2012

Mientras no tengamos colegiatura sería imposible saberlo, esto tiene años discutiéndose desde diferentes focos en distintas universidades y hasta la fecha no ha habido ningún acuerdo o un colegio de diseñadores como tal porque no somos sólo ejecutores sino también creadores.

0
Responder
Retrato de Mervin Castellano
0
Jun. 2020

Creo que una buena forma de determinar el costo de nuestro trabajo es siendo sinceros en cuanto a la calidad que ofrecemos, hay que reflexionar sobre nuestros trabajos, nuestros métodos, aquellos que usamos para colocarnos en el camino correcto y resolver (X) problemas. Es más una cuestión de reconocerse a uno mismo, debemos tener en mente el alcance de nuestra cultura interna siempre que trabajemos para un cliente...

0
Retrato de Cinthia Loaiza
1
Cinthia Loaiza
Nov. 2018

He trabajado como diseñadora freelance, creo que muchos o la mayoría de diseñadores pasamos por eso. Me ha tocado varios tipos de clientes unos que han pagado lo justo, otros no y ni te terminan en pagar. En mi experiencia siempre hago de cobrar varios abonos hasta la finalización del proyecto. Tengo algo de conocimiento en finanzas por lo que me manejo muy bien. Pero en cambio si me ha pasado que no sé cuanto cobrarle al cliente por mi servicio porque en el diseño muchos clientes piensan que le estas cobrando demasiado caro cuando ellos pueden conseguir "lo mismo" en las imprentas o negocios de "diseño" donde cobran más barato pero obviamente el resultado no es gratificante. Pero es nuestra responsabilidad como diseñadores hacernos valorar y cobrar lo que valemos, eso es más que justo por tantos años de experiencias y estudios.

0
Retrato de Miguel Delgado
2
Miguel Delgado
Nov. 2018

El tema que trata este articulo es el que más se me dificulta. Es difícil ponerle un valor al servicio, en especial porque muchas veces no sabemos el tiempo que nos tomará. Hay muchos factores a tomar en cuenta y eso puede llenar de ansiedad a nosotros los diseñadores, que realmente queremos dedicarle toda nuestra atención al pedido del cliente, pero nos toca preocuparnos por otros temas que son parte de la gestión de un negocio independiente. Practicar de forma freelance implica desarrollar un modelo de negocio, tener un proceso listo que vamos a emplear para relacionarnos con el cliente.

Según mi criterio es importante tener muy claro desde el principio como se va a manejar esta relación cliente/diseñador, y los servicios que se ofrecen y que se van a tarifar. Para que luego no hallan mal entendidos. Una buena práctica que merece la pena tener en cuenta es pedir la mitad por adelantado y el resto cuando se finalice el proyecto, para asegurarnos que, en caso de que el cliente decida que no requiere mas de nuestros servicios, no hallamos mal gastado nuestro tiempo y trabajo por nada.

0
Retrato de Maria Cristina Ruales
0
Nov. 2018

En mi experiencia, el tema de cobrar si ha sido un poco tedioso. En un sinnúmero de ocasiones me ha tocado insistir más de tres veces por un pago, generando un ambiente incómodo cuando sólo estoy solicitando lo justo. Si al realizar una visita al doctor cancelamos inmediatamente entregado el servicio ¿por qué en el caso de los servicios de diseño no es igual? Existe una concepción errada respecto al valor de las profesiones relacionada en un inicio con el arte. Sin embargo, nuestro reto como profesionales está en la preparación constante para ofrecer un servicio diferenciado que justifique el valor del mismo.

0
Retrato de Uriel Herrera
0
Oct. 2017

¿Cuánto vale mi trabajo? Siempre ha resultado un tanto difícil de descifrar.

Muchas veces solo nos enfocamos en el tiempo que le vamos a dedicar al proyecto o al cliente con el que trabajaremos.

Al hacer esto, dejamos de lado aspectos como el valor de nuestra creatividad, nuestra preparación, el tiempo que le hemos invertido a esto, nuestra herramienta y también el alcance que nuestros trabajos anteriores han tenido; pues esto te va dando un cierto valor cómo profesionista.

Pienso que cada quien es responsable de asignar el valor que para él o ella represente su trabajo. Siempre y cuando no nos excedamos en nuestro ego. Pero para mí si es importante el valorar mi trabajo, la dedicación que le doy y la calidad con la que entrego.

Creo que como se menciona, para encontrar un precio justo, el comprará con otras agencias es importante, y es una buena manera de poder definir un precio justo para tu trabajo. Simplemente no cobrar más de lo que se debe, pero no menos de lo que nos merecemos

0
Retrato de Marco Miranda
0
Oct. 2017

En el punto de la carrera en la que nos encontramos mis compañeros y yo, la mayoría de nosotros ya nos hemos encontrado en situaciones en las que nos hemos enfrentado con el hecho de que no sabemos el precio que ponerle a nuestro trabajo, y hemos tenido que regatear y malbaratar por no creer el valor del trabajo, o simplemente temor a perder al cliente si "nos llegamos a pasar", lo cual es una idea equivocada, porque generamos la mala práctica, que de continuar en nuestra vida mas adelante, las secuelas impedirán nuestro completo desarrollo, y nos estancaremos. Por eso es importante leer artículos como este que nos recuerden que es normal, y es común, y que no por eso debemos desanimarnos, sino aprender de los errores y analizar mejor cada trabajo, y encontrar un método que nos funcione, creamos justo, y nos permita generar.

0
Retrato de Daniela Cruz
0
Oct. 2017

Cómo estudiante de diseño puedo compartir puntos que han remarcado en mi vida. Nos enfocamos en diseñar, generar una buena propuesta de solución de un problema utilizando las herramientas y conocimientos adquiridos. Entregar proyectos, hacerlos en tiempo y forma, bocetar, llevar a digital, etc. Sin embargo no nos ponemos a pensar que hay otra parte dentro del trabajo que no implica nada el diseño, si no el tener conocimiento de cuanto vale lo que hacemos, tomar en cuenta servicios, mano de obra, producción, conocimiento, entre otros. Cobrar justamente por nuestro tiempo y capacidad para resolver exitosamente los problemas de manera gráfica.

Es algo que debemos tener muy claro ya que si comenzamos a malbaratar nuestro trabajo nos buscarán por económicos y no tanto por la calidad y será muy difícil el salir de ese concepto y poder cobrar mas.

Debemos pensar como colegas y no ser competencia desleal ya que al mismo tiempo no le daríamos la importancia a la carrera ante la sociedad.

0

Te podrían interesar

Próximos seminarios online

Seminarios de actualización para especializarte junto a los que más saben

Branding Corporativo

Branding Corporativo

Cómo planificar, construir y gestionar la marca de empresas e instituciones

20 horas (aprox.)
1 marzo

Cómo Justificar el Diseño

Cómo Justificar el Diseño

Cómo construir autoridad profesional y superar el problema de convencer al cliente al presentarle diseños

15 horas (aprox.)
1 marzo