Gabriel Meave

Gabriel Meave

Mexico City (Ciudad de México) México

Seguidores:
206
Votos:
215
Opiniones:
182

Diseñador Gráfico profesional, docente especialista en Tipografía, con 28 años de trayectoria. Trabaja en Meave Stvdivm. Ejerce la docencia en Universidad Anáhuac.

Áreas de interés: Arquitectura, Diseño Audiovisual, Diseño Gráfico, Publicidad, Urbanismo, Comunicación, Ilustración, Marketing, Branding, Tecnología, Diseño de Moda, Arte, Educación

Gabriel Martínez Meave es diseñador gráfico y tipográfico, ilustrador y calígrafo, nacido y radicado en la Ciudad de México. Su trabajo abarca el diseño editorial y de libros, identidad corporativa, logotipos, obra gráfica, caligrafía y diseño de fuentes y familias tipográficas. Ha ilustrado libros de narrativa, fantasía y ficción, para autores como Gabriel García Márquez, Juan Villoro y Cornelia Funke.

Ha diseñado tipografías especiales para empresas nacionales como Telcel, el diario financiero El Economista, Jumex y los almacenes El Palacio de Hierro, así como la fuente institucional del gobierno federal de México. Sus tipografías originales Arcana y Organica son distribuídas internacionalmente por Adobe Systems. Ha realizado proyectos de diseño y marca para Mexicana de Aviación, Corona, P&G, McMillan, Pearson Educación, Fondo de Cultura Económica, Ogilvy & Mather y diversas agencias, editoriales y firmas de diseño.

Meave enseña caligrafía, tipografía e ilustración en diversas universidades en México y España e imparte constantemente talleres y conferencias en México y el extranjero. Ha recibido cinco premios del Type Directors Club de Nueva York y tres de la Asociation Typographique Internationale. Varias de sus tipografías han sido seleccionadas para las bienales Tipos Latinos en 2006, 2008, 2010 y 2012. Su obra caligráfica y de ilustración ha sido exhibida en diversos foros y espacios, entre ellos la muestra individual «La mano que mece la pluma» en el Museo Mural Diego Rivera en el centro histórico de la Ciudad de México.

Su trabajo ha sido publicado en las principales revistas internacionales de diseño, tales como Communication Arts, Novum, Ètapes, Typo y How. Phaidon Books, en su libro Area_2, publicado en 2009, incluyó a Meave como uno de los cien diseñadores emergentes más importantes hoy en el mundo.

 

www.meave.com.mx

www.behance.net/gmmeave

206

Hace 4 semanas Me gusta la opinión de Luis Jaime Lara Perea en el artículo Marca y significados del color

206

Hace 4 semanas Me gusta la respuesta de Luciano Cassisi en el diálogo iniciado por Criss Narváez en el artículo Marca y significados del color

206

Hace 4 semanas Me gusta la respuesta de Luciano Cassisi en el diálogo iniciado por Julio Hoyos en el artículo Marca y significados del color

206

Hace 4 semanas Me gusta la respuesta de Luciano Cassisi en el diálogo iniciado por Diego Finkel en el artículo Marca y significados del color

206

Hace 4 meses Mi opinión en el artículo Los Makers y la producción ubicua

206

Hace 4 meses Me gusta la opinión de Segundo Pérez en el artículo ¿Doctores o maestros?

206

Hace 4 meses Mi opinión en el artículo Ideas demasiado grandes

Producir una idea, incluso una muy buena idea, no es difícil. Lo difícil es llevarla a la práctica. El universo es bastante contundente en este respecto, y no todos tienen los medios, la habilidad o simplemente la valentía para llevarlas a cabo. La historia recuerda a los grandes ejecutores, más que a los grandes ideadores.

2
206

Hace 4 meses Mi respuesta en el diálogo iniciado en el artículo ¿Doctores o maestros?

Creo que esto explica porqué se necesitan doctorados para estos puestos: la administración del «conocimiento» se ha vuelto más importante que el conocimiento mismo.

Yo ingenua y románticamente suponía que un doctorado era para saber más sobre un tema, y así transmitir y generar conocimientos profundos y trascendentes para los alumnos...

Ahora veo porqué hay doctores que no saben hacer una simple regla de tres, o que ni siquiera tienen un nivel medio de inglés, o que nunca han trabajado en la industria: ¡se pasan todo el tiempo en labores burocráticas!

(Me sorprende, por ejemplo, la cantidad de «doctores» en diseño que ni siquiera cuentan con el inglés básico para leer el 90% de la bibliografía en Diseño que se genera en el mundo, pero eso sí, detentan ostentosos puestos burocráticos, crean programas y escriben artículos... que nadie lee. Nada que ver con los doctores de antaño, que eran pocos, selectos, cultos y que sabían latín y griego... no cabe duda que hemos decaído.)

2
206

Hace 4 meses Mi respuesta en el diálogo iniciado por Jorge Luis García Fabela en el artículo ¿Doctores o maestros?

Me parece que el artículo no habla específicamente de los estudios doctorales, sino de la situación general de que en la academia actual valen más los «grados» que la experiencia profesional, sobre todo tratándose de carreras que también son oficios, como el Diseño.

No se trata de envidia (afortunadamente mi práctica profesional me genera suficientes ingresos para poder dar clases como un complemento y más por vocación y satisfacción personal que por necesidad), sino de si nuestros alumnos MERECEN y REQUIEREN profesores que EJERZAN la profesión para impartirles conocimientos REALES que LES SIRVAN.

Los títulos nobiliarios académicos le importan muy poco al alumno por sí mismos, y he conocido excelentes profesores, bien calificados, con vocación y con ganas, que tienen que dejar la academia por no tener un papelito. Ahí está la tragedia: en el declive de la calidad en la educación de los muchachos en nuestra profesión.

1
206

Hace 4 meses Me gusta la respuesta de Vícthor Chávez en el diálogo iniciado por Jorge Luis García Fabela en el artículo ¿Doctores o maestros?

206

Hace 4 meses Me gusta la opinión de Luis Jaime Lara Perea en el artículo ¿Doctores o maestros?

206

Hace 4 meses Me gusta la respuesta de Eric Barajas (Snok Daffy) en el diálogo iniciado por Eric Barajas (Snok Daffy) en el artículo ¿Doctores o maestros?

206

Hace 4 meses Me gusta la opinión de Eric Barajas (Snok Daffy) en el artículo ¿Doctores o maestros?

206

Hace 4 meses Mi respuesta en el diálogo iniciado en el artículo ¿Doctores o maestros?

Sí, en efecto, maestro Jorge Luis, doy clases, cursos y me dedico a la práctica freelance desde hace más de 25 años. Me pagan —como debe ser— tanto mis cursos como mi clases. No entiendo qué tiene eso que ver. El hecho es que, por solo tener licenciatura, he vivido situaciones absurdas como las del artículo: trabas para dar clase, paga inferior, que mis publicaciones no cuenten... en fin. Y he visto excelentes profesores tener que dejar la academia por no tener el papelito de los grados.

1
206

Hace 4 meses Mi respuesta en el diálogo iniciado por Jorge Luis García Fabela en el artículo ¿Doctores o maestros?

Tampoco le entendí. Soy docente en dicha universidad y en otras, y he vivido situaciones de las que habla el artículo. Claro que me pagan por mis clases, ¿eso qué tiene que ver?

1
206

Hace 4 meses Mi respuesta en el diálogo iniciado por Jorge Luis García Fabela en el artículo ¿Doctores o maestros?

Insisto: «Estudios» no equivale a «estudios en una institución académica» o «grados». Hay profesionales que ESTUDIAN MUCHO, seriamente y con dedicación, dentro de su PRÁCTICA. Con colegas, seminarios, cursos, charlas informales y por supuesto, LIBROS. Y además generan NUEVOS CONOCIMIENTOS. Y esto sin hablar de poseer una simple CULTURA GENERAL, que buena falta les hace a muchos maestros, doctores y otros títulos nobiliarios de la Academia. (No a todos, que conste.)

La pregunta es: ¿Por qué este tipo de conocimientos y estudios no es válido para dar clase? Me parece que podría validarse y certificarse. No veo por qué no. El punto, que no se quiere reconocer, es que para efectos prácticos en las universidades el conocimiento real se ha sustituido por un papel. Solo así se puede afirmar que una persona sin «estudios» —esto es, sin grados— no puede otorgar a otro una licenciatura. ¿Por qué no? Si es una persona que DOMINA su área y oficio, lo cual es perfectamente posible de evaluar.

4
206

Hace 4 meses Mi respuesta en el diálogo iniciado en el artículo ¿Doctores o maestros?

El punto, como comenté antes, es que en el ámbito académico generalmente solo se considera válido el conocimiento depositado o generado en él. Y no nada más en diseño gráfico. No importa los muchos años que haya perfeccionado su oficio un chamán, lo mucho que haya arriesgado y lo trascendente e importante que sea para su comunidad: su conocimiento no vale nada para las universidades en comparación al de un antropólogo «investigador» en chamanismo, que ha pasado treinta años entre cuatro paredes, recibiendo un cómodo sueldo, años sabáticos y semana menos que inglesa.

Ése es el asunto de fondo: el menosprecio de ciertos tipos de conocimiento, y de ciertos tipos de hombres de conocimiento y experiencia, como bien comenta Luciano.

La academia actual se comporta frecuentemente como una burbuja impermeable, con sus propias reglas, donde no importa el mundo real, el cliente, el público ni el usuario de un oficio, sólo la acumulación de grados para subir un escalón más en el escalafón.

0
206

Hace 4 meses Me gusta la respuesta de Luciano Cassisi en el diálogo iniciado por Gabriel Meave en el artículo ¿Doctores o maestros?

206

Hace 4 meses Mi respuesta en el diálogo iniciado en el artículo ¿Doctores o maestros?

Cada quien tiene su experiencia, y es válida. Lo que puedo decir es que el conocimiento no se mide en grados académicos, y está al alcance de cualquiera que desee obtenerlo.

Definitivamente no soy el mismo que hace diez años, porque lo que he practicado, leído, viajado, estudiado y perfeccionado en el ejercicio de mi profesión. No todos tenemos las posibilidades de tiempo, vida y dinero para estudiar hasta el doctorado, pero el conocimiento —de donde sea que provenga— debería valer para quienes contratan a un maestro.

He tomado talleres, cursos y aprendizajes con algunos de los mejores profesionales globales de mi oficio, algunas veces de manera amistosa y sumamente informal, pero no menos válida. ¿Acaso eso no cuenta? ¿No es algo que vale la pena que nuestros alumnos conozcan?

Y por otro lado, creo que todos hemos conocido a auténticos asnos, pero eso sí, con doctorado.

2
206

Hace 4 meses Mi opinión en el artículo ¿Doctores o maestros?

Totalmente de acuerdo con el artículo. Como profesor y practicante del diseño, me topo con esta realidad todos los días. Además —leyendo algunos de los comentarios— pareciera que la teoría, el pensamiento y la investigación sobre el diseño sólo existen en la academia. Hay conocimiento que nunca llega a las aulas, sobre todo en profesiones-oficio como el Diseño y la Arquitectura, y este conocimiento también es reflexivo y teórico, y figura en muchos buenos libros escritos por diseñadores que realmente practican su oficio. Los autores de algunos, de hecho, son de los mejores diseñadores que ha dado nuestra profesión, la mayoría de los cuales no tuvieron doctorados, maestrías y a veces ni licenciaturas.

El conocimiento no es EN ABSOLUTO patrimonio de las universidades. Por lo visto, a las universidades de hoy no les conviene que esto se sepa.

6