Alejandra Córdoba

Alejandra Córdoba

Bogotá Colombia

Seguidores:
0
Votos:
1
Opiniones:
1

Diseñadora De Indumentaria profesional, docente especialista en Marketing, con 13 años de trayectoria. Trabaja en Free Lance. Ejerce la docencia en Corporación Unificada Nacional Cun.

Áreas de interés: Arquitectura, Diseño Audiovisual, Diseño de Indumentaria, Diseño Gráfico, Diseño Industrial, Diseño Web, Diseño Textil, Comunicación, Marketing, Diseño de Interiores, Branding, Tecnología, Diseño de Moda, Motion Graphics, Arte, Educación, Fotografía

Accidentalmente diseñadora de moda, pero enamorada del accidente... asi como cuando hay bebés no planeados, pero igual se los quedan.

Especialista en gerencia de marketing, por mudarme a Alemania a aprender diseño de los que más saben diseñar. 


Me dedico principalmente a decirle a las empresas como organizarse para producir, a las marcas como comunicarse para vender y a mis estudiantes como deben darse el lujo de pensar solos. 
Soy una Cantaletosa profesional en la moda. 

0

Hace un año Me gusta el artículo:

0

Hace un año Me gusta el artículo:

0

Hace un año Me gusta la opinión de Raúl Jaramillo Bustamante en el artículo La batalla del diseñador

0

Hace un año Me gusta la respuesta de Beatriz Fragoso en el diálogo iniciado por Juan Carlos Rodolfo Coronel en el artículo La batalla del diseñador

0

Hace un año Mi opinión en el artículo La batalla del diseñador

Yo tengo unas dudas al respecto,

¿No se trata el diseño de interpretar las necesidades, deseos e incluso caprichos del cliente?

¿no es un diseñador un profesional como cualquier otro, que debe estar consciente de sus capacidades y limitaciones antes de decir "si"?

Como dices al final, nadie nos pone una pistola en la cabeza... no tiene sentido hacerlo. Nadie te obliga a estudiar diseño, en el caso de los que vivimos de la moda aun menos, de hecho nos preguntan "¿estas seguro?". Esta es una profesiòn de pasión y de ganas, de entrada quejarnos del cliente y de las entregas es un poco mediocre.

El mundo va rápido, detrás del puesto, la cuenta o el taller de cada diseñador hay 100 mil mas, buenos, malos, regulares y mediocres queriendo tener lo mismo, el problema es cultural, sin queja parece que no sintieramos que trabajamos.

1