Iván Villa

Tengo dinero, pero no para diseño

Hay pequeñas empresas que tienen éxito vendiendo su productos y servicios pero no invierten en diseño. ¿Por qué?

México está conformado por micro, pequeñas y medianas empresas en su gran mayoría. En general este tipo de empresas carece de una identidad visual digna. La mayoría de estos negocios tienen en sus fachadas algunas lonas colgadas. Muchos pintan rótulos en sus muros que informan de los servicios o productos que ofrecen. Ante esta realidad, se podría decir que existe un gran mercado que el diseñador podría atacar.

A pesar de no tener una identidad visual digna y no transmitir una imagen de calidad, estas pequeñas empresas venden bastante día con día. Son pequeñas empresas que por años han estado satisfaciendo el gusto y necesidades de muchas personas y generaciones. Empresas cuya mayor o única publicidad es el «boca a boca», que no pagan por publicidad en radio, ni gastan en espectaculares, ni en anuncios de revistas, ni mucho menos tienen un sitio en la Web. Sus productos y servicios son buenos y a la gente les gusta. Los clientes vamos a estos negocios porque nos los recomiendan y de verdad terminan agradándonos.

Si estas pequeñas empresas tienen tanto éxito vendiendo su productos y servicios, ¿por qué siguen sin invertir en diseño?, ¿por qué siguen colgando una lona en la entrada de su negocio?, ¿por qué siguen rotulando las paredes de su fachada con dibujos o nombres de algunos de sus productos? ¿Por qué estas pequeñas empresas a las que les va bien no invierten en su imagen, en su identidad?, ¿por qué no se deciden a crecer?

¡Mentalidad!

Desafortunadamente, la mayoría de los dueños de empresas pequeñas, muchas veces no tienen mentalidad empresarial. Están acostumbradas a resultados rápidos e inmediatos, al «negocio en caliente»: comprar, producir, vender y ganar dineroA pesar de tener un modelo de negocio que les permite ver remuneraciones económicas, no consideran en sus planes la idea de «crecer». No ven más allá, no les interesa dar el siguiente paso y dejar de ser un pequeño «negocio en caliente» para pasar a convertirse en una empresa. Así, su reacción ante la oferta de diseño suele ser: 

«¿Diseño?, ¿identidad?, ¿crecer?... ¿Para qué?, ¡si así estoy muy bien!, así he estado durante diez años muy bien. Mmmm… mi negocio es chiquito, ha sido parte de la familia y no necesito más. Gano dinero y eso es lo único que me interesa. Sí tengo dinero, pero no para diseño… no necesito eso».

«Competitividad», «inversión», «crecimiento» y «diseño» son conceptos en general muy poco conocidos en la cultura del pequeño emprendedor. Estas palabras suelen se asociadas más a empresarios extranjeros que se instalan en México (Audi, VW, Starbucks, etc). Empresas competitivas, que seguramente empezaron como un pequeño negocio pero que sin embargo decidieron dar el siguiente paso para convertirse en lo que hoy son: empresas serias, reconocidas, empresas que saben y están conscientes de que el diseño es una herramienta obligatoria y de vital importancia para su imagen, sus productos, sus servicios, sus sistemas, etc.

Quién tenga un pequeño negocio tiene dos opciones:

  1. Si desea crecer: considerar invertir en diseño.
  2. Si no le interesa crecer: no inviertir en diseño y seguir haciendo lo mismo de siempre.

Efectivamente, el diseño es una inversión, una herramienta que ayuda a genera valor, que ayuda a generar competitividad, que ayuda mucho a crecer y a dar el siguiente paso, para dejar de ser un pequeño negocio y empezar a convertirse en una empresa. Pero para ésto se necesita tiempo, y el diseño no genera resultados inmediatos, precisamente porque es una  inversión. Obviamente el diseño no es lo único que se necesita para crecer, pero sí es una de las prioridades a considerar.

Solo una persona con mentalidad de empresario, con ganas de crecer, puede estar dispuesta a invertir en diseño. Eso explica por qué no todas la pequeñas empresas  creen en el diseño. Los diseñadores tenemos dos opciones ante las pequeñas empresas que no desean crecer:

  1. Descartarlas como posibles clientes y buscar clientes que sí estén interesados en crecer.
  2. Intentar cambiar su mentalidad.

Tú, ¿qué harías ante estos casos?

Author
Iván Villa Puebla

Published on 25/03/2013

IMPORTANT: This article does not express the opinion of the editors and managers of FOROALFA, who assume no responsibility for its authorship and nature. To republish, except as specifically indicated, please request permission to author. Given the gratuity of this site and the hyper textual condition of the Web, we will be grateful if you avoid reproducing this article on other websites. Instead, we suggest and value a partial reproduction, also including the name of the author, the title and the source (FOROALFA), a link to this page (http://foroalfa.org/articulos/tengo-dinero-pero-no-para-diseno) in a clear and visible place, inviting to complete the reading.

Autor:
Iván Villa

More articles byIván Villa

Article:

Mejor que gastar es invertir en diseño

Followers:
35

Related

Illustration:
Fernando Del Vecchio
Author:

Fernando Del Vecchio

Title:

El desafío de comunicar valor

Translations:
Votes:
97
Comments:
37
Followers:
393
Idioma:
ES
Illustration:
Juan Carlos Hernández
Author:

Juan Carlos Hernández

Title:

El mercado siempre tiene la razón

Votes:
22
Comments:
13
Followers:
108
Idioma:
ES
Illustration:
José Joaquín Domínguez
Author:

José Joaquín Domínguez

Title:

Diseñador vs. cliente

Votes:
56
Comments:
51
Followers:
23
Idioma:
ES
FOROALFA ISSN 1851-5606 | Contactar | Publicidad | ©Luciano Cassisi 2005~2014