Juanca Lina

Juanca Lina

Barcelona Spain

Followers:
0
Votes:
0
Comments:
0

A Graphic Designer, professional, with 14 years of experience. Working at Jimdo.

Areas of interest: Web Design


Se separó de mi cuerpo quedando de pie, Yo rápidamente me levanté detrás de ella, besando su cuello, frotando su culo con mi verga (ella se repegaba ansiosa como si quisiera aprisionarla con las nalgas) y metía mi mano entre sus piernas. Le dije que se pusiera en cuatro patas, se río, -nerviosa supongo por la indicación obscena- y abrazándome para no separarme de su cuerpo movió la mesita frente al sofá y se puso en cuatro patas en el piso, como una perrita. Empecé a besar sus nalgas, la linea que las separa y su agujerito que ya estaba un tanto dilatado por las caricias anteriores. Luego con una mano empecé a frotar su vulva, ella ante la caricia abrió un poquito sus piernas dándome paso a su sexo y dejando expuesta esa entradita rosada y virgen. Ahí metí primero un dedo, y jugué con el un rato.

porno gratis
videos porno
sexo gratis
hentai
incestos
porno gay
jovencitas gratis
lesbianas
mamadas
webcams x
porno español
chat erótico

Luego, cuando estaba ya acostumbrada a eso, metí otro; ella bramaba y gemía como loca; movía su pelvis atrás y adelante como si quisiera comerse mis dedos, mientras con unas pequeñas contracciones, los aprisionaba con deliciosa fuerza. Ya finalmente, presintiéndola lista, le acerqué la verga, primero la cabeza, ella lanzó un gritito de dolor, pero se repuso rápidamente levantando su culo, ofreciéndolo para una nueva embestida. La empecé a introducir lentamente, intercalando besos en su espalda intentando no lastimarla mucho. Gimió, se mordió los labios pero resistió hasta tenerla dentro, estaba muy excitada para detenerse, y además pareció que el sexo anal le había encantado, porque después la apretaba con sus nalgas; gemía como una loca; no resistí más salí rápidamente, y empecé a derramar semen sobre su espalda... volteó en ese momento, tomó mi verga agitándola para que los últimos restos del jugo calleran en su boca, luego de saborearlos, se levantó para enjuagarse la boca, regresó a mi lado y quedamos abrazados, besandonos con un amor que no había sentido con ninguna chava, luego de un breve descanso continuamos, lo hicimos de todas las formas posibles, jugamos: bebí una cerveza en su cuerpo, dejando que el líquido se filtrara por sus vellitos y se mezclara después con la humedad de su vulva mientras me la comía desesperado… Creo, y espero no sonar cursi, que ha sido la primera vez que he hecho el amor.

Los dos días que quedaban de nuestras vacaciones familiares se convirtieron en una semana más, y hubiera sido más tiempo de no ser porque ella tenía que volver al trabajo y yo a la escuela. Fueron días maravillosos: hicimos el amor en cada espacio de la casa, en la regadera, el la alberca, en el cuarto, en la cocina; descubrí que si le lamía el clítoris se volvía loca; que le encantaban los besos en la espalda y en el interior de los muslos. Repetimos varias veces el sexo anal en esos días, siendo ella quien lo proponía, no se, tal vez en su afán de consentirme; salimos varias veces en la noche como pareja, primero le dio pena, temiendo que pudiéramos encontrar algún conocido; pero pronto con besos y caricias dejó la vergüenza; Se veía feliz; radiante, más hermosa que nunca; procuró comprarse ropa más sexy, que me hacía volver loco; fuimos a varios antros, a cenar… parecía que nos queríamos mucho, dijo una señora que nos vio una noche. Y era muy, pero muy cierto. Al final de cuentas, es mi mamá.